Noticias Consejo Regional

0
0
0
s2sdefault

cerebro-vascular

El Servicio de Salud O’Higgins, en el marco de su compromiso con la comunidad de difundir diversos temas que pueden marcar la diferencia a la hora de una emergencia, o una situación médica, está abordando diversas patologías con especialistas de los hospitales de la Red Asistencial de O’Higgins. Es el caso del ataque cerebrovascular (ACV), principal causa de muerte en nuestro país, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las cifras del ACV son alarmantes: 15 millones de personas en el mundo sufren un ataque cerebral, de las cuales 5 millones fallecen y 5 millones quedan permanentemente discapacitados.

Para conocer más de esta patología y cómo prevenirla, el neurólogo del Hospital de Santa Cruz, Dr. Víctor Sánchez, habló del tema, comentando que “el accidente cerebrovascular corresponde a cualquier evento que tenga un perfil vascular temporal, es decir que se produzca en forma brusca. Ocurre cuando se interrumpe el suministro de sangre al cerebro o cuando existe un sangrado en el cerebro. Los hay de dos tipos: el hemorrágico que es menos frecuente, pero más letal y se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo en el cerebro originando un derrame, y el isquémico que abarca el 80% de los casos y que consiste en un área de hipoperfusión (disminución del flujo de sangre) o que se riega menos, es como si se tapara la manguera con la que estamos regando el pasto, esa zona que se llama área de penumbra es la que tenemos que lograr que no se comprometa y eso nos permite que la discapacidad y la mortalidad a tres meses va a ser cada vez menor”.

Lamentablemente este tipo de accidentes son extremadamente dañinos para el ser humano, así lo explica el neurólogo: “el ACV lamentablemente es una enfermedad que en realidad produce bastante discapacidad y mortalidad a nivel poblacional, de hecho está entre las primeras causas de muerte en la población chilena. Dentro de la discapacidad y mortalidad hay estudios hechos y seguimientos respecto al aumento de la discapacidad y mortalidad, además de la pérdida de autonomía que se va teniendo”.

El Dr. Sánchez hace un llamado para actuar lo antes posible en caso de tener alguna sospecha. “Es sumamente importante que la población sepa que en caso de presentar cualquier alteración neurológica como asimetría facial, problemas para hablar o tenga pérdida de fuerza en alguna de las extremidades de forma asimétrica, el paciente debe consultar inmediatamente a una unidad de emergencia para poder diagnosticar, confirmar o descartar un accidente cerebrovascular y poder optar al mejor tratamiento dentro del período de ventana (tiempo entre la detección de síntomas y el momento en el que se realizan exámenes) que son muy acotados y comenzar tratamiento lo más precoz posible”.

Respecto a los métodos para combatir el ACV, el Dr. Sánchez destaca que “uno de los pilares de tratamiento es la trombolisis endovenosa, se inyecta para producir la disolución de un coágulo de sangre a nivel arterial, para ser efectivo debe ser suministrado en un período ventana de 4 a 4,5 horas, he ahí el por qué la consulta y el diagnóstico deben ser lo más precoz posible”.

Vida sana es la mejor prevención

El médico de Santa Cruz es enfático en señalar que la responsabilidad de evitar esta patología recae en la calidad de vida que se decida llevar. “Los factores de riesgo vasculares son aquellos que tiene que ver con una responsabilidad de la población por cuidarse, eliminar el sedentarismo, comenzar a hacer ejercicio, suspender el hábito tabáquico, aunque el paciente disminuya su consumo; con que el paciente fume un cigarro al día ya está aumentando al día el riesgo vascular sobre un 38%, disminuir el stress, alimentarse de manera saludable, disminuir el consumo de grasas saturadas, el consumo de azúcares, en definitiva crear hábitos de alimentación saludable y vida sana”, resume el especialista.