0
0
0
s2sdefault

IMG 0664

 

Como una forma de alcanzar altos estándares en producción, la  Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria (ACHIPIA), a través del su Comisión Regional, llevó a cabo la primera reunión del presente año, instancia que fue presidida por la Intendenta Morin Contreras con la coordinación general del SEREMI de Agricultura José Guajardo Reyes, y la participación de distintos actores públicos y privados, ligados al tema de la inocuidad, entendida como la garantía de que no causará daño al consumidor, cuando sea preparado o ingerido y de acuerdo con el uso a que se destine.

“Para nuestra Región de O’Higgins esta temática es de suma importancia, sobre todo por el desafío de llegar a ser una potencia agroalimentaria. Nos interesa generar acciones y relaciones que nos permitan avanzar en la inocuidad, que de hecho fue planteada como una prioridad por nuestra Presidenta Michelle Bachelet en su discurso del 21 de mayo”, señaló la Intendenta.

La sesión contó con una exposición de los énfasis de gestión 2014-2018 de ACHIPIA, efectuada por su secretario ejecutivo nacional, Michel Leporati, quien explicó a los presentes los alcances de esta agencia, la importancia de la misma, y los ejes de acción que se trazaron para la Región de O´Higgins el año 2013, que tuvieron relación con el uso de plaguicidas en hortalizas, las enfermedades de transmisión alimentaria y la calidad del agua de riego. Además, indicó el trabajo constante que se realiza para transformar ACHIPIA en Servicio Público en un futuro cercano.

Sobre esta experiencia, el SEREMI de Agricultura, José Guajardo Reyes, señaló que “es muy importante el trabajo que acá se desarrolla, y a la vez queremos descentralizarlo, llevarlo a las provincias a través de sus gobernaciones. Vamos a trabajar muy fuerte con el tema de las hortalizas, porque para nuestros pequeños agricultores es fundamental lograr estándares altos en esta materia”.

Justamente, y a raíz de lo anterior, está programado para dentro de un mes un viaje a Delaware, Estados Unidos, donde participarán distintas autoridades, además de pequeños y medianos agricultores, donde conocerán in situ los procesos productivos en dicho país, principalmente ligados a la calidad y con énfasis en la inocuidad.

 


0
0
0
s2sdefault

L9O

 

La idea está enfocada a crear un nuevo servicio de turismo enológico para potenciar la venta de vinos con certificación “Fair Trade” y dar espacio a alternativas más económicas de las que actualmente existen en las rutas del Valle de Colchagua, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de conocer el proceso de manejo y recolección de la uva, además de la experiencia de los propios viñateros que han dedicado su vida a esta labor.

Otros aspectos que destacan en el proyecto, son el fomento a la inclusión y al desarrollo de los productores más desfavorecidos de la zona, además del enfoque sustentable que este posee, puesto que promueve el uso óptimo de los recursos ambientales y mantiene procesos ecológicos esenciales que ayudan a conservar los recursos naturales, siendo una contribución a la elaboración de productos certificados con normativas de sustentabilidad social y medioambiental.

La iniciativa apunta a desarrollar un modelo de turismo vitícola enfocado a 19 pequeñas viñas pertenecientes a diversas comunas de la provincia de Santa Cruz y que cuentan con certificación “Fair Trade”, la que posiciona a los miembros de la red, en un mercado creciente de consumidores éticos, cuyos gastos en productos de Comercio Justo alcanzaron el año 2010, los 4,36 millones de euros.

Potenciando el desarrollo de los pequeños vitivinicultores

Los principales beneficiados por el proyecto son los pequeños vitivinicultores junto a sus familias y trabajadores de Colchagua, que se encuentran distribuidos en las comunas de Chépica, Nancagua, Palmilla, Peralillo y Santa Cruz, quienes podrán optar a una mejor calidad de vida y mayores oportunidades, a través del fomento al desarrollo de la cultura e identidad colchagüina y a la preservación medioambiental.

La ejecución de la propuesta tiene un costo total de $64.187.192, del cual un 70,6% es aportado por FIA, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad de la región O’Higgins, que se cuantifica en la suma de $45.299.672.

“Es muy relevante en todo el proceso de implementación de la idea de negocio enoturístico Fair Trade, puesto que valida nuestra diferenciación como alternativa de mercado y nos proporciona el apoyo económico para levantar nuestra propia historia, cuantificar nuestra flora y fauna, aumentar la infraestructura turística, capacitar a nuestros productores; además, nos permite innovar en términos de producto y marketing, generando nuevos mecanismos para mejorar nuestra competitividad, alcanzando estándares de calidad en nuestros productos y servicios”, comentó el coordinador del proyecto, Rodrigo Valenzuela.

Para la ejecución de este nuevo servicio de turismo enológico, se contemplan diversas actividades, como la realización de un inventario de la avifauna y la botánica del ecosistema de La Patagua, creación de programas turísticos, desarrollo de una plataforma virtual que sirva de complemento a la actividad turística, además del diseño e implementación de infraestructura necesaria para recibir a los turistas.

Según el ejecutivo de innovación de FIA, Robert Giovanetti, “la solución innovadora de esta propuesta se sustenta en la certificación Fair Trade de la Red del Vino. Dicha certificación, respalda que el programa turístico planteado enfatizará la integración del turista con el patrimonio cultural y familiar del Valle de Colchagua” comentó, concluyendo además que, “el proyecto se  logrará incluyendo e incorporando al turista en el proceso productivo, fomentando la interacción con la familia campesina, a través de la participación en actividades de poda, cosecha y transporte".

Cabe señalar que esta iniciativa se gestó gracias al apoyo de otro proyecto FIC llamado Incorporación y gestión de la innovación en la cultura organizacional de las pymes de la región” que ejecutó la Universidad Católica de Valparaíso y que buscó, entre otras cosas,  que las empresas participantes pudieran incorporar procesos de innovación en su cultura organizacional, a través de un servicio de apoyo para la introducción y gestión de innovaciones.

Gracias a este apoyo entregado por los profesionales de la universidad se logró que la Red del Vino y  otras siete empresas regionales,  pudiesen adjudicarse distintos fondos públicos en relación a  la innovación.

 


 

0
0
0
s2sdefault

IMG 0626 Copiar

 

Una masiva entrega de árboles nativos realizaron autoridades regionales, funcionarias y funcionarios de CONAF, apoyados por un grupo de alumnas del Colegio República Argentina, en la Plaza ciudadana, frente a la Intendencia regional, este lunes 30 de Junio, en la ciudad de Rancagua.

La actividad, organizada por la Corporación Nacional Forestal (CONAF), se efectuó en el marco del “Día Mundial del Árbol”, fecha instaurada en el Congreso Forestal Mundial, celebrado en la ciudad de Roma en Italia en 1969, y que en nuestro país se festeja cada 28 de Junio. En la oportunidad, se repartieron en forma gratuita, 350 arbolitos tipo Quillay.

La Intendenta y Presidenta del Gobierno Regional del Libertador General Bernardo O´Higgins, Morin Contreras Concha, hizo un llamado a los habitantes de la región a respetar y cuidar los árboles presentes en nuestro entorno, ya que son el pulmón verde con que contamos frente a las alertas ambientales.

“Es muy positivo que nos demos tiempo para celebrar este día entregando más árboles para los habitantes de nuestra querida Región de O’Higgins, ya que hemos tenido algunas alertas ambientales por la alta contaminación. Sabemos que el árbol es vida y es un gran amigo, por eso apoyamos con mucha energía a CONAF, ya que éstos ayudan a oxigenar nuestro ambiente. Esperamos que los niños y niñas aprendan y desarrollen conciencia ecológica y valoren la importancia de lo que es convivir sanamente con la naturaleza”, señaló la máxima autoridad regional.

Para Andrés Herrera Maldonado, Director Regional (S) de CONAF O’Higgins, este día es la ocasión propicia para destacar los beneficios que entregan los árboles, especialmente por su aporte a la descontaminación regional. “Realizar esta actividad en una Plaza tan concurrida es muy importante para toda la comunidad; para que vayan familiarizándose con los árboles y su cuidado. Es una forma de ir concientizando sobre el positivo aporte que entregan para descontaminar la región de O’Higgins, ya que son los árboles quienes proporcionan parte del oxígeno que respiramos y eliminan el dióxido de carbono presente en el aire”, expresó.

Por esta razón, dijo el Director Regional (S), es necesario aumentar el arbolado urbano y periurbano, labor que realiza CONAF en forma constante a través del Programa de Arborización que impulsa el Gobierno y el Ministerio de Agricultura, bajo el eslogan “más árboles para Chile”, y que para este año tiene una meta de un millón 800 mil árboles a entregar en el país.

 


0
0
0
s2sdefault

 DSC6484

 

Familias que por años han vivido en campamentos recibieron un subsidio habitacional del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, a través del cual esperan obtener su casa propia y dejar atrás los asentamientos. Se trata de 60 beneficiarios de la Provincia de Cachapoal, que en las palabras del Seremi Wilfredo Valdés, “están iniciando el camino a la casa propia y también un desafío mayor en sus vidas”.

La iniciativa fue posible gracias al trabajo en conjunto de los beneficiarios con el programa de Aldeas y Campamentos del Serviu, que trabaja con las familias que habitan estos asentamientos, para la obtención de una solución habitacional que mejore  sus condiciones de vida. Para esto, utiliza los programas habitacionales del Minvu y el trabajo interministerial, a través de la coordinación con los programas sociales de otras instituciones públicas, además de la alianza con organismos privados.

El Seremi de Vivienda, Wilfredo Valdés, destacó que el logro alcanzado “es fruto del esfuerzo de ustedes. El subsidio es una herramienta más para lograr una casa, pero son ustedes quienes finalmente dan vida a un hogar y un nuevo barrio. Este Gobierno pone además un énfasis en la conformación de barrios, ya que no nos basta sólo con entregar viviendas. Este trabajo no termina ni con la obtención del subsidio ni la construcción de la casa. También nos preocupamos porque ustedes vivan en barrios integrados”, apuntó.

Mirenchu Beitía, Gobernadora de la Provincia de Cachapoal, se sumó a las congratulaciones a las familias beneficiadas. “En representación de la presidenta Michelle Bachelet les doy las felicitaciones. Nuestra presidenta realiza un arduo trabajo en equipo con su gabinete para que la desigualdad disminuya y las familias más vulnerables de nuestro país tengan una mejor calidad de vida”, indicó.

Un mejor vivir

Los beneficiados corresponden a cinco familias de Requínoa, 12 de Olivar, 31 de Rengo, 10 de Malloa y dos de Rancagua. Todos ellos viven en situación de vulnerabilidad social. En algunos casos, en zonas de riesgo, como las cercanías de la línea férrea. La actividad laboral predominante la desarrollan en el sector agrícola, de modo temporal.

Un ejemplo de las condiciones en que viven los pobladores de campamentos lo narra Cristian Cáceres, presidente del comité Barrio Alto de Malloa. “Estamos hace cerca de 40 años en Panquehue. No tenemos mucha presión de agua, y para ducharnos, debemos calentar con leña. Además, por el frío, tenemos que tapar las grietas de nuestras casas y las goteras cuando llueve”, señaló minutos después de recibir el beneficio.

Gracias al subsidio “”esperamos que mejore todo. Una casa más abrigada, con agua más calentita y en abundancia que la que ahora tenemos. La gente está entusiasmada, tenemos hartos niños y esperamos sacar la casa”, contó ilusionado.                  

La iniciativa fue posible gracias al trabajo en conjunto de los beneficiarios con el programa de Aldeas y Campamentos del Serviu, que pretende trabajar con las familias que habitan estos asentamientos, para la obtención de una solución habitacional que mejore  sus condiciones de vida. Para esto, utiliza los programas habitacionales del Minvu y el trabajo interministerial, a través de la coordinación con los programas sociales de otras instituciones públicas, además de la alianza con organismos privados.

También acompañaron a los beneficiarios los diputados Juan Luis Castro y Ricardo Rincón, sumándose a ellos el alcalde de Rengo –la comuna con mayor número de familias, Carlos Soto.

 

0
0
0
s2sdefault

IMG 1941

 

Con la participación de cerca de 100 niños y jóvenes, apoderados, dirigentes y autoridades del deporte regional, se realizó la entrega simbólica de los fondos del concurso Donaciones 2014 al club deportivo El Semillero de Graneros.

Las donaciones con fines deportivos tienen por objetivo complementar los fondos que el Estado destina al sector. El beneficiado en esta oportunidad fue el Club deportivo El Semillero, fundado en marzo del año 2011, que fue seleccionado con tres proyectos de donaciones, dos del área de formación para el deporte, denominados “Escuela de fútbol El Semillero” y “Escuela de Tenis El Semillero”, y un tercero perteneciente a la categoría desarrollo de organizaciones deportivas, llamado “Establecimiento del equipo administrativo y operacional”, todos por un monto total superior a los 44 millones de pesos.

La empresa privada a través de esta herramienta accede a una franquicia tributaria, que podría descontar hasta el 58% de la donación, en aquellos contribuyentes afectos al impuesto de primera categoría y aquellos afectos al impuesto global completarlo.

El director regional del IND, Christian Droguett, felicitó a los dirigentes y los integrantes del club por el trabajo realizado y, al mismo tiempo, a la empresa donante por confiar y apoyar esta iniciativa. “El concurso donaciones es una forma en que las empresas pueden demostrar a la comunidad que están con el deporte y están con el desarrollo integral de la ciudadanía”, señaló.