0
0
0
s2sdefault

IMG 4334

El Intendente Regional, Pablo Silva Amaya, recorrió las faenas del templo, cuya inversión asciende a 110 millones de pesos.

Un recorrido por las faenas de lo que será la primera catedral evangélica de la Región de O’Higgins, realizó este miércoles el Intendente Regional, Pablo Silva Amaya, acompañado por miembros de la Fundación Espíritu y Palabra y la directiva del Consejo Regional de Pastores.

La obra presenta un 25% de avance y fue financiada a través del Gobierno Regional, en conjunto con la fundación antes señalada. Su inversión alcanza los 110 millones de pesos.

El proyecto busca transformar una antigua sede de la población La Granja de Rancagua– emplazada en un terreno entregado en comodato por el Ministerio de Bienes Nacionales– en un lugar que reunirá a todas las iglesias evangélicas de la región, otorgándole características sociales y de expansión de la cultura cristiana. El templo contará con 2.240 m2 y tendrá una capacidad para recibir a 1180 personas.

Durante el recorrido por las obras, el Intendente Regional, Pablo Silva, resaltó el trabajo que realiza la Iglesia Evangélica y su aporte a la sociedad. “Reconocemos el aporte que hace a la sociedad el pueblo evangélico y con este proyecto le estamos entregando una infraestructura importante para que puedan desarrollar sus cultos religiosos. El pueblo evangélico se conforma por un gran porcentaje de la población, tanto a nivel nacional, regional y comunal, es por eso que se hace justicia, al entregar mejores condiciones para que ellos realicen su labor”, dijo.  

En tanto, Sergio Arriaza, gerente corporativo de la Fundación Espíritu y Palabra, expresó que “este proyecto es muy significativo, porque es el más importante que hemos logrado concretar. Esta obra viene a sellar un logro que va a permitir que todas las iglesias evangélicas de la región puedan asistir y realizar sus actividades ya sea sociales y de culto”.

El término de ejecución de la obra está contemplado para septiembre de este año.