0
0
0
s2sdefault

Peralillo

Enfocado en mejorar la calidad de vida de las personas y en el marco de la estrategia “Municipios, Comunas y Comunidades Saludables” del Ministerio de Salud, la Seremi de Salud O´Higgins entregó recursos económicos a repartir en las 33 comunas, los cuales sobrepasan los 200 millones de pesos.

La Autoridad Sanitaria es quien administra dichos recursos y además entrega el asesoramiento técnico en materias relacionadas principalmente con promoción de salud, con la finalidad de promover los factores protectores.

Antes de la firma protocolar, el Seremi de Salud O´Higgins, Eduardo Peñaloza Acevedo, expuso sobre la estrategia “Municipios, Comunas y Comunidades Saludables”, comentando además sobre los alcances de la Ley de Etiquetado de Alimentos, la cual comenzó a regir con las modificaciones al reglamento a contar de ayer.

“Todas las acciones que realizamos buscan disminuir inequidades, donde los municipios son uno de los aliados principales que tenemos, ya que ellos tienen muchas herramientas para potenciar el desarrollo en materias de prevención y promoción en salud, como el fomentar estilos de vida saludables, a través del deporte y la alimentación, lo que uno de los pilares fundamentales del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet”. Subrayó el jefe de la cartera de salud.

Rol Municipal

Las Municipalidades, poseen importantes herramientas para intervenir en los distintos niveles de influencia del comportamiento individual, familiar y comunitario, generando entornos saludables mediante la instalación de equipamientos y recuperando espacios públicos para la participación social y la vida sana.

A nivel organizacional a través de las acciones vinculadas a sistemas de reconocimiento en promoción de la salud como son los Establecimientos, Educacionales Promotores de la Salud, Instituciones de Educación Superior Promotoras de la Salud y Lugares de Trabajo Promotores de la Salud, junto con otras acciones implementadas en el Municipio y por último a nivel de política pública, generando políticas saludables a través de ordenanzas municipales, decretos alcaldicios, reglamentos, el presupuesto municipal, PLADECO, Plan Regulador, entre otros.

En este sentido, la participación social y comunitaria cobra especial relevancia en este nuevo modelo de gestión de promoción de la salud a nivel local, ya que crea mayor fluidez entre el Municipio y la comunidad, permite mayor adhesión a la política pública y otorga sustentabilidad al plan Trienal.