0
0
0
s2sdefault
  • IMG 0146
  • El secretario regional ministerial expresó que la materialización de esta iniciativa “será obra del diálogo y de poner por delante las necesidades de las nuevas generaciones de estudiantes, de sus familias y el bien común de Chile”.
  • Como un “hito de gran relevancia para el país” calificó el seremi de Gobierno, Mauricio Valderrama,  la primera etapa legislativa   enviada al Congreso para modificar el actual sistema de Educación Superior.

    El seremi de Gobierno recordó que la última modificación se realizó el año 2010 para reglamentar el programa de Becas otorgadas por el Estado. En la misma línea, afirmó que la Presidenta Michelle Bachelet fue enfática en su discurso del 21 de mayo al señalar que “estamos dando forma a un sistema donde se pueda acceder a una buena educación, desde la sala cuna a la educación superior y técnica. Mejorar el acceso y mejorar la calidad son los dos principios que sustentan todas las iniciativas de la reforma educacional, las que ya son ley y las que lo serán antes de que termine el gobierno”.

    El secretario regional ministerial indicó que “los chilenos y el país deben contar con una buena educación superior. Es indispensable para que cada uno tenga mejores oportunidades y todos tengamos un país desarrollado”.

    De igual modo, indicó que “las universidades e institutos han avanzado, pero aún hay jóvenes con talento que quedan fuera. Su calidad es desigual y limitada, no siempre ofrecen lo que Chile requiere para construir su futuro”.

    La propuesta del Gobierno se centra en tres ejes principales: que la Educación Superior y Técnico Profesional sea más equitativa, de mejor calidad y que esté acorde a las necesidades del país.

    La autoridad  añadió que “la  Reforma de la Educación Superior aumenta el financiamiento público y  a través de la gratuidad, permite un derecho efectivo y universal; supervisa y ordena el sistema para elevar los estándares de calidad y aumentar la confianza; fortalece la Educación Técnico Profesional para ponerla al día con las nuevas exigencias del mundo del trabajo; reconoce y apoya el aporte específico de las Universidades Estatales para hacer de ellas un referente”.

    Finalmente, Valderrama aseguró que la materialización de esta iniciativa “será obra del diálogo y de poner por delante las necesidades de las nuevas generaciones de estudiantes, de sus familias y el bien común de Chile”.