0
0
0
s2sdefault
  • 1IMG 1132
  • Durante un seminario encabezado por el Intendente Pablo Silva Amaya, la Asociación de Municipalidades de la Región de O´Higgins (MURO´H) y Subdere, dieron a conocer detalles de la norma que modificará las plantas de funcionarios municipales del país, a partir de enero del 2018.

Durante la mañana de este lunes la Asociación de Municipalidades de la Región O'Higgins (MURO'H), junto con la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativa (Subdere), difundieron la nueva Ley N° 20922, cuyo objetivo central es modernizar el sistema municipal. La instancia estuvo encabezada por el Intendente Regional, Pablo Silva y el presidente de la MURO’H y alcalde de la comuna de Malloa, Luis Barra.

En el lugar, se explicó a los alcaldes de la región y funcionarios municipales, que la ley–publicada en el Diario Oficial el 25 de mayo de este año–modifica las disposiciones aplicables a los trabajadores, reestructurando las plantas municipales, estableciendo el número de cargos para cada planta y fijando sus grados.

“Estamos haciendo justicia con los funcionarios, en respuesta al esfuerzo que hacen día a día en los municipios. Hace más de 23 años que no se modificaban las plantas y que no se disponía de buenos profesionales, especialmente en los sectores rurales. Además, existían funcionarios municipales con una renta muy baja, por lo tanto, aquí se viene a cumplir un compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet de entregar mejores condiciones para esa atención que ellos entregan”, señaló el Intendente Regional.

El presidente de la MURO’H, Luis Barra, recalcó que “esto tendrá un tremendo impacto, ya que se van a aumentar los recursos para las municipalidades en forma considerable. Con esta modificación tendremos funcionarios más empoderados para servir mejor a la gente y, por eso, estamos muy contentos”. 

Esta reestructuración comenzará a regir a partir del 1 de enero del 2018 y no podrá significar para los funcionarios: término de servicio, cesación de funciones, término de la relación laboral, pérdida del empleo o disminución de las remuneraciones. Además, el 75% de los nuevos cargos que se creen deber ser para profesionales o técnicos.

Por otra parte, se amplía el límite máximo del gasto en personal desde 35% a 42% de los ingresos propios y se amplía el límite de gasto en personal a contrata de 20% a 40% del gasto en personal de planta.

Los profesionales que se desempeñen en plantas directivos, profesionales y jefaturas, en tanto, percibirán una asignación similar a la del nivel central, con el requisito de tener un título profesional universitario de 8 semestres.

También se incorpora como un instrumento de la gestión municipal, la política de recursos humanos, con consulta a asociación de funcionarios y se establece la obligación de dictar un reglamento de concursos públicos.

Además, se atribuyen nuevas competencias a la Subdere, ya que una vez al año, las municipalidades deberán remitir copia del reglamento que contiene la planta a esta institución.

Lo anterior fue reafirmado por el jefe de la Academia de Capacitación Municipal y Regional de la Subdere, Marcelo Ramírez, quien explicó que “la Ley de Plantas Municipales tiene varios beneficios y significados. Primero es una acción descentralizadora por parte del gobierno central, puesto que transfiere una facultad que antes estaba reservada exclusivamente al Presidente de la República y que ahora se entrega al alcalde y a su consejo. Muchos municipios han crecido en término poblacionales y de atribuciones y han tenido que desarrollar sus tareas con la misma planta que tenían a principios de los ’90, es por eso que este es un avance importante”.