0
0
0
s2sdefault

IMG 6580

Para mañana miércoles 13 de julio se espera un frente de mal tiempo con precipitaciones y fuerte vientos. El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de la región constituyó este martes una mesa técnica para ejecutar medidas preventivas en la región.

De acuerdo con  la información emitida durante esta jornada por la Dirección Meteorológica de Chile, la Dirección Regional de la Onemi O’Higgins, declara Alerta Temprana Preventiva por Sistema Frontal, para mañana miércoles 13 de julio. Esto, debido a que se espera un frente de mal tiempo con precipitaciones de intensidad normal a moderada de 20 a 30 mm en la costa y moderadas a fuertes de 40 a 50 mm en el interior, acompañadas de vientos de entre 40 a 60 Km/hra, localizados entre la costa y el secano.

Por otro lado, el pronóstico de cordillera indica que las precipitaciones de nieve serán moderadas a fuertes, con una isoterma cero ubicada entre 2.700 y 2.000 m.s.n.m. para los próximos días.

Para coordinar las acciones preventivas a ejecutar en la región, el Intendente Pablo Silva Amaya, junto a la directora de la Onemi, Alejandra Riquelme Reyes, encabezaron este martes, una mesa técnica del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

“Hemos estado en coordinaciones con todos los estamentos del COE, ya que para el miércoles vienen bastantes precipitaciones y fuertes vientos. El llamado a la población es a tomar precauciones correspondientes en su desplazamiento y no arriesgarse a ir a la costa. Enfatizamos estar atentos a desprendimientos de techumbres y caídas de árboles y a conducir automóviles con precaución”, enfatizó el Intendente Regional.

Por su parte, la directora de la Onemi, explicó que “hemos activado a toda la institucionalidad pública y privada, especialmente a las empresas eléctricas, a fin de fortalecer sus sistemas operacionales, de móviles y atención de clientes, especialmente por la vulnerabilidad que tendría el sistema eléctrico y de agua, por el viento que se espera en este sistema frontal”.

El Centro Meteorológico Marítimo Regional de Valparaíso, en tanto, informó que se registrarán fuertes vientos en el área oceánica que generará oleaje y malas condiciones de mar, las cuales se proyectarán como marejadas significativas del suroeste y fuertes rompientes en el borde costero desde el Golfo de Arauco hasta la Región de Coquimbo.

La magnitud del fenómeno permite prever potenciales daños a la infraestructura costera. Se estima que esta condición se mantendrá a lo menos hasta la tarde del viernes 15 de julio, alcanzando su mayor desarrollo en las respectivas horas de pleamar y según las condiciones de viento local.

“Hacemos un llamado a todas las personas que están especialmente en la zona costera, de vacaciones, para que tomen los resguardos necesarios y eviten exponerse a riesgos. Tenemos una condición de vulnerabilidad mayor, por lo que debemos extremar las precauciones. Especial cuidado a las rutas y a los cursos de agua”, agregó la directora regional de la Onemi, Alejandra Riquelme.

Esta alerta se constituye como un estado de reforzamiento de las condiciones de vigilancia, mediante el monitoreo preciso y riguroso de las condiciones de riesgo y las respectivas condiciones de vulnerabilidad asociadas a la amenaza, coordinando y activando al Sistema Regional de Protección Civil con el fin de actuar oportunamente frente a eventuales situaciones de emergencia.

Al respecto el jefe Zonal Operativo, de la VI Zona de Carabineros de la Región de O’Higgins, coronel José Luis Rivera, señaló que “a raíz del frente de mal tiempo que comenzó este domingo, activamos un plan de contingencia, para mantener permanentemente patrullajes preventivos en la población con la finalidad de actuar ante algún suceso que ocurra”.

Recomendaciones

En relación a las precipitaciones se debe tener especial resguardo, por acumulación de agua en sectores bajos, por lo que la autoridad monitoreará el estado de ríos y caminos. 

En atención a las nevadas pronosticadas, se deberá mantener atención por acumulación de nieve en caminos interiores y al congelamiento en rutas. Se recomienda a los conductores tomar precauciones producto de posibles problemas en las vías.

Además, se recomienda a la población asegurar techumbre de las viviendas, realizar poda de árboles y ramas y asegurar objetos colgantes que pudieran desprenderse por acción del viento, generando situaciones de emergencia.

Asimismo, evitar concurrir al borde costero, particularmente a sectores de roqueríos, tanto para actividades recreativas como para actividades de pesca deportiva.

El sector pesquero artesanal, en tanto, deberá permanecer atento a las eventuales acciones de cierre de puertos y caletas por parte de la autoridad marítima.

Los automovilistas que transiten por el borde costero deben conducir con precaución por eventuales alteraciones en el estado de la calzada a raíz del oleaje incrementado por marejadas en la zona.