0
0
0
s2sdefault
  • IMG 2276
  • El Intendente manifestó su satisfacción por la medida que permitirá retomar la tradición histórica rancagüina y la participación libre de toda la comunidad.

La Comisión Organizadora del Desfile Cívico Militar del 2 de Octubre determinó, unánimemente, que este año el tradicional evento conmemorativo regional se realice en las calles de Rancagua.

La medida se tomó durante la primera reunión de coordinación del desfile, desarrollada en el Salón Prat de la Intendencia Regional. La instancia fue encabezada por el Intendente Pablo Silva Amaya, y contó con la participación de la Gobernadora de Cachapoal, Mirenchu Beitia, el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, representantes del Ejército, Carabineros e Investigaciones, entre otros. A la ocasión fue invitado el director del diario El Rancagüino, Alejandro González, como representante de la comunidad.

En la ocasión, hubo coincidencia entre las autoridades que el desfile debe volver a las calles de Rancagua, para respetar una tradición histórica rancagüina y de esta forma permitir la participación masiva de la ciudadanía al acto conmemorativo.

El Intendente Regional, Pablo Silva Amaya explicó que la determinación “se adoptó en conjunto con el Municipio, Carabineros, el Ejército y distintas autoridades regionales y comunales, cuya opinión democrática fue unánime. Volver este hito a las calles nos permitirá que las familias tengan la posibilidad de ir tranquilamente, que no se produzcan problemas por las entradas y que la comunidad pueda disfrutarlo donde quieran. Esto nos pone muy contentos”, manifestó.

El alcalde de Rancagua, Eduardo Soto también manifestó su satisfacción. “Con mucha alegría hemos participado de esta reunión donde el Intendente –en conversaciones con diversas autoridades- ha acogido el deseo de mucha gente en Rancagua de que el desfile vuelva a las calles. Junto con felicitar y agradecer la buena disposición de la autoridad nos comprometemos a colaborar para que sea un hermoso desfile”.

En tanto, el Mayor del Ejército, José Durán, sostuvo que desde el punto de vista de esta institución “se dará una connotación especial, ya que mayor cantidad de gente podrá disfrutar y participar con nosotros de esta importante y tradicional actividad de la ciudad”.

Mientras que el comandante de Carabineros de Chile,  Sergio Carrasco Gutiérrez, explicó que para la institución esta medida “representa un beneficio, toda vez que es un problema cuando se desarrolla en el estadio. A nosotros nos permitirá actuar con mayor agilidad y tener una pronta reacción ante cualquier eventualidad que se pueda producir”.

En las próximas reuniones de coordinación se determinará el lugar específico donde se realizará el desfile.