0
0
0
s2sdefault

IMG 9407

Las obras presentan un 34% de ejecución y consideraron una inversión de más de 5 mil millones de pesos del Gobierno Regional.

El proyecto contempla elementos para garantizar la eficiencia energética en el inmueble, como envolvente térmica y cubierta de áreas verdes

Una visita a las obras del nuevo Centro de Salud Familiar (CESFAM) de Codegua realizó este martes el Intendente Regional, Pablo Silva Amaya, acompañado por la alcaldesa de la comuna, Ana María Silva y el subdirector de Recursos Físicos y Administrativos del Servicio de Salud O'Higgins, Gonzalo Urbina. En el lugar, las autoridades constaron que los trabajos presentan un 34% de avance.

El proyecto considera una inversión de 5 mil 192 millones 46 mil pesos, financiados por el Gobierno Regional, a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y es ejecutado por el Servicio de Salud O'Higgins.

“Como Gobierno tenemos un compromiso con las personas de escasos recursos y aquellas que habitan en el mundo rural. Es por eso que hemos llegado a visitar estas obras que no solamente son un orgullo para Codegua, sino que para toda la región, ya que cuenta con las más altas tecnologías. Este hecho da justicia a las familias más vulnerables y permite que tengan una atención de salud digna y de la mejor calidad”, señaló el Intendente Pablo Silva, durante el recorrido por las faenas.

Por su parte, la alcaldesa de Codegua, Ana María Silva enfatizó su agradecimiento a la Presidenta Michelle Bachelet y al Intendente por su visita y por haber creído en este proyecto que costó muchos años sacar adelante. La edil manifestó que “para Codegua es muy importante tener edificios de calidad y que nosotros podamos decidir qué tipo de edificios queremos tener en la comuna, sobre todo cuando es algo tan sensible y tiene que ver con la salud de las personas que más lo necesitan”.

El actual CESFAM de Codegua, construido en 1982, posee una superficie de 700 m2, para una población de 17 mil personas que habitan en Codegua, parte de Graneros y San Francisco de Mostazal, situación que genera grandes obstáculos para la atención de la población usuaria.

En ese sentido, el subdirector de Recursos Físicos y Administrativos del Servicio de Salud O'Higgins, Gonzalo Urbina, explicó que el nuevo edificio contará con 2.227 m2 y tecnología de primer nivel. “Este es un CESFAM que tiene un diseño con características muy similares al del Hospital Regional de Rancagua. Cuenta con eficiencia energética, envolvente térmica, cubierta de áreas verdes que le dan a este establecimiento de atención primeria un estándar único a nivel nacional”, dijo.

El Servicio de Salud O’Higgins proyecta el término de las obras para febrero de 2017 y el inicio de su funcionamiento dentro del primer trimestre de ese año.