0
0
0
s2sdefault

Sin titulo-1

El Intendente Pablo Silva Amaya manifestó su satisfacción por el apoyo expresado por el Alcalde de Rancagua y los concejales de la comuna, como también de diversas autoridades regionales, al proceso de instalación de la Universidad de O´Higgins, quienes se sumaron a su llamado de sumar esfuerzos para que este gran proyecto de Educación Superior comience sus clases en marzo de 2017 en Rancagua.

“Como Gobierno vemos que nuestra invitación a la unidad en torno de esta Casa de Estudios Superiores, tuvo eco en el Alcalde de Rancagua y los concejales de la capital regional. Asimismo, hemos tenido el apoyo de parlamentarios y consejeros regionales. Eso nos genera mucha esperanza de que sacaremos adelante, con éxito, esta enorme tarea regional. Debemos trabajar unidos por el desarrollo de esta iniciativa educacional que cambiará la vida de nuestra región”, manifestó el Intendente.

 La autoridad regional reconoció que este proceso no ha sido fácil, por la magnitud y la complejidad del mismo, pero aseguró que existe un compromiso transversal, tanto de las autoridades académicas, como del Gobierno y los municipios, para cumplir los desafíos que implica la creación de una Universidad Pública

“Este es uno de los proyectos más importantes de nuestra Región, a lo largo de su historia. Hay muchas expectativas en torno a su funcionamiento y está bien que así sea, pero todos debemos sentirnos orgullosos que tendremos una universidad pública y de calidad en la región. La Universidad de O´Higgins necesita el apoyo de todos, sin distinción. Aquí no hay colores políticos. Este es un proyecto del Gobierno de la Presidenta Bachelet para toda la Región de O´Higgins”, recordó la autoridad regional.

Asimismo, hizo un llamado a la comunidad regional a sentirse parte de esta buena noticia, confiando en quienes están detrás del proyecto, los cuales trabajan afanosamente en dotar de las mejores condiciones de infraestructura y académicas para los futuros estudiantes y sus familias.