0
0
0
s2sdefault
    SECANO COSTERO 2
  • Estos proyectos  forman parte de la estrategia para combatir el cambio climático y apoyar el desarrollo agrícola en zonas deprimidas del secano.

 

En un recorrido que comenzó en la comuna de Marchigüe,  la Comisión de Agricultura, presidida por la consejera regional Cristina Marchant y vice presidida por  Mauricio Donoso, realizó  una visita inspectiva a los minitranques del secano costero,  financiados a través de un convenio entre el Gobierno Regional y el Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario (INDAP).  El itinerario también contempló una visita a la comuna de La Estrella y  Litueche junto al director regional de INDAP, Carlos Felipe Vergara y el equipo técnico de riego.

La presidenta de la Comisión de Agricultura sostuvo que la visita fue “bastante ilustrativa porque nos permitió ponerle cara a los proyectos que financiamos”.

“Creo que es muy importante conocer al agricultor  y el esfuerzo que hacen por mantener vivas las tradiciones que tienen que ver con la mantención de ovinos, la siembra de trigo y el cultivo de hortalizas, trabajos que  sin duda revisten mucho sacrificio por el complejo  escenario de sequía en el secano”, expresó Marchant.

En la misma línea, la consejera  reconoció que  “el año pasado fue una época muy difícil donde como Gobierno Regional tuvimos que invertir alrededor de 500 millones en praderas a través de cubos de alfalfa, lo que significó un alivio en la época difícil”.

Respecto a los minitranques, destacó que se  trata de “proyectos muy potentes que otorgan un impacto muy grande al sector y al agricultor. De todos modos se pueden mejorar  a través de estudios de los suelos que permitan decidir si un terreno es más apto que otro. Por eso como Comisión nos hemos constituido en terreno para ver cómo hacemos más efectivos los recursos que se financian a través del Gobierno Regional en una zona con fuerte   vocación agrícola”.

Mientras que el vicepresidente de la Comisión de Agricultura, Mauricio Donoso, subrayó que la visita entregó un panorama  “de lo que hizo INDAP  y lo que está haciendo  en lo referente a los pequeños agricultores  del secano.  Se construyeron 21 minitranques,  una  ampliación de un minitranque que ya existía y reparación o construcción de 10 vertederos de este tipo de obras. Ahora   debemos seguir aumentando, creo que las buenas iniciativas tenemos que multiplicarlas y también ver de qué forma potenciamos esas infraestructuras”.

Por su parte  el consejero por la Provincia de Cardenal Caro, Bernardo Cornejo,   valoró “la decisión de la Comisión de Agricultura de aceptar esta visita –que fue solicitada por mí-  con una sola animosidad que dice relación con poder conocer los lugares donde están emplazados estos minitranques. También, es importante poder determinar el impacto que producen dentro de la agricultura familiar campesina y  observar la experiencia que se ha podido levantar producto del embalsamiento de agua”.

De igual modo, añadió que  estos proyectos  no contemplan una abultada inversión “por lo que no tienen grandes obras de ingeniería y al no tenerlo siempre se generan dudas acerca del estado de la obra. Yo creo que como evaluación general podemos decir que hay obras que tienen problemas pero menores en comparación al impacto que producen en la agricultura”.

Para el director regional de INDAP, Carlos Felipe Vergara, “el proyecto de los minitranques fue concebido con el objetivo de inyectar agua de riego de una manera distinta a lo que son las perforaciones, ya que hay que reconocer que existen serias dificultades para la captación de aguas subterráneas debido al agotamiento de las napas. Ante esto queda la alternativa de captar agua de lluvia en aquellos sectores donde una cuenca ofrece esa posibilidad, pero que no constituye una vertiente natural de un curso de agua”.

En la misma línea, explicó que “estos proyectos son una nueva oportunidad para los pequeños agricultores del secano, donde (considerando los niveles de embalsamiento de agua entre 7 mil y 35 metros cúbicos) con un riego de alta eficiencia como riego por goteo un productor podría regar desde media hasta 3 a 4 hectáreas en el mejor de los casos en sectores donde no hay agua para eso”.