0
0
0
s2sdefault
  • Anakena
  • La iniciativa liderada por Sernatur y el Municipio de Quillón -Región del Biobío-, permitió que empresarios del enoturismo compartieran experiencias.

Con el fin de vivenciar en forma presencial el desarrollo turísticos enfocado al vino, un grupo de pequeños viñateros de Quillón, vinieron a conocer viñas de los valles del Cachapoal y Colchagua, como partes de un Fam Trip - viaje de familiarización-, enfocado directamente en experiencias vitivinícolas que posee la Región de O’Higgins.

Las actividades comenzaron el pasado martes 30 de agosto, con una recepción en Viña Santa Mónica, ubicada en Rancagua, para luego dirigirse a Requínoa, oportunidad en que disfrutaron de un almuerzo campestre a cargo de la I. Municipalidad de dicha comuna, para posteriormente llegar a “Viña Anakena” y luego continuar en “Viña MiLuna”.

El tercer día se dirigieron a Pichidegua, considerado como primera parada la Casa de la Cultura de la comuna, lugar en que compartieron una jornada de trabajo, para después recorrer las viñas “Castamora” y “Alchemyst”, ubicadas en el valle de Almahue y finalizar en la viña “Torreón de Paredes” de Rengo.

“Lo que vivenciamos fue una transferencia tecnológica y trabajo asociativo entre el mundo público y privado, ya que, esta visita fue posible gracias al apoyo de los municipios y viñas que recibieron gentilmente este grupo de quince viñateros que conocieron la experiencia de nuestro enoturismo, en pequeñas y grandes viñas que trabajan el vino en nuestra región, y cómo se están uniendo a esta oferta los prestadores de servicios de alimentación, alojamiento, artesanos y se está conformando nuestra oferta turística”, señaló, Manuel Díaz Campos, director regional de Sernatur.

La actividad es parte del Programa Turismo Municipal de Sernatur y responde a una serie de acciones, dentro del plan de promoción. Rubén Adolfo Cerón, Alcalde del Municipio de Pichidegua, indicó: “Estamos muy contentos de recibir estas visitas que vienen a conocer experiencias de nuestra zona. Aquí hay lugares y parajes maravillosos, entonces es bueno que nos vengan ver. Además añadió, “agradecemos lo que está haciendo Sernatur en cuanto a esta materia, porque sin ellos, difícilmente podríamos hacer lo que estamos intentando forjar en cuanto a turismo (...) esta comuna sin duda tiene mucho potencial turístico”.

Destacar que el cuarto día contempló la visita a Santa Cruz, donde pudieron conocer el centro urbano e instalaciones del “Hotel Santa Cruz”, y presenciar además exposiciones sobre el desarrollo del turismo enológico a nivel local, asociatividad gremial, organización de pequeños productores vitivinícolas en el Valle de Colchagua, y el legado cultural en torno al turismo enológico impulsado por la Fundación Cardoen, presentaciones lideradas por actores de rubro en la comuna, contemplando también la visita a  “Viña Cea” de Palmilla y “Viu Manent” y al Campus Colchagua, de la Universidad de Talca, para escuchar una presentación impartida por la carrera técnico Superior de Turismo Enológico.

Miguel Pedreros, Encargado de Turismo y Cultura de la Municipalidad de Quillón, manifestó, “a través de Sernatur, vinimos a conocer la experiencia de vinos, donde sin duda en esta región hay mayor conocimiento del tema, alcanzando mercados al que nosotros apuntamos. Nuestro territorio se caracteriza por tener productos innovadores, como espumantes de arándanos, pipeños dulces, y vinos exclusivos de la zona, por lo tanto estamos convencidos que tenemos potencial de crecimiento y nos faltaba conocer la gente que sabe y es por eso que estamos acá aprendiendo”.

En tanto Juan Aristides Fuentealba, Presidente del Comité de Viñateros y Vitivinicultores de Quillón, se mostró satisfecho con el viaje, “la experiencia ha sido excelente. Las viñas y bodegas que posee O’Higgins son muy lindas, y con todo lo visto nos sirve para sacar ideas y replicarlas en nuestra ruta que queremos implementar a fin de año, en nuestra zona y que apunta al turismo”.

La gira finalizó este viernes 2 de septiembre, en Lolol, donde visitaron la “Viña Hacienda Arauco” y la “Viña Lololinos”, instancia en que los visitantes fueron recibidos por la agrupación de viñateros de la dicha zona.