0
0
0
s2sdefault

IMG 0103

El proyecto cuenta con una inversión de casi US$ 10 millones –aportados por el Fondo de Adaptación al Cambio Climático–, en soporte técnico y capacitación a las familias agricultoras para la mejora de prácticas agrícolas en suelo, agua, cultivos y especies ganaderas, en el contexto del cambio climático.

Más de 2.200 pequeños agricultores que pertenecen a las comunas de Las Paredones, Pichilemu, Marchigüe, La Estrella, Litueche, Navidad, Lolol y Pumanque, serán beneficiados con el proyecto “Mejoramiento de Resiliencia al Cambio Climático de la Pequeña Agricultura en la Región de O'Higgins”.

Se trata de un acuerdo, firmado por los Ministerios del Medio Ambiente, Ministerio de Agricultura y la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI), que se extenderá por cuatro años y que considera una inversión de US$ 9.960.000, que son aportados por el Fondo de Adaptación al Cambio Climático.

El acuerdo firmado por el director ejecutivo AGCI, Embajador Juan Pablo Lira y los subsecretarios de Agricultura, Claudio Ternicier y de Medio Ambiente, Marcelo Mena, permitirá a los pequeños agricultores y sus familias del sector secano costero de la Región de O’Higgins, contar con soporte técnico y capacitación para la mejora de las prácticas agrícolas en suelo, agua, cultivos y especies ganaderas, en el contexto del cambio climático. El proyecto considera, además, acceso a maquinarias de trabajo e instalación de un sistema de información de manejo de riesgo agroclimático y de adaptación al cambio climático.

Pequeña agricultura

El subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, explicó que la implementación de una Política de Adaptación al Cambio Climático en el país, “es fundamental para entender el fenómeno, saber cómo enfrentarlo a escala local y permitir a la pequeña agricultura prepararse, ya que es un sector más vulnerables frente al cambio climático, por la sequía o los distintos patrones de precipitación que pueden impactar en la productividad”.

Por su parte, el Seremi (s) del Medio Ambiente de O´Higgins, Eduardo Tamayo, destacó que “el rol de la cooperación internacional es un factor clave en la agenda medioambiental de Chile, tanto en la transferencia tecnológica como en el financiamiento, por eso valoramos este tipo de acuerdos”.

“Chile tiene un compromiso que asumir internacionalmente en este sentido y este proyecto tiene un alcance profundo en los sectores agrícolas más vulnerables, los cuales desarrollarán capacidades e innovación para el manejo de sus cultivos y uso más racional de sus recursos hídricos de la zona”, señaló el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Claudio Ternicier. El Embajador Juan Pablo Lira del AGCI, comentó que “este proyecto  beneficiará a más de dos mil pequeños agricultores, que a su vez, nos permitirá recuperar unas 20 mil hectáreas de cultivos al implementarse”.

El Ministerio del Medio Ambiente cuenta con un Plan de Adaptación al Cambio Climático del Sector Silvoagropecuario –que fue publicado en octubre de 2013–, que contiene 21 medidas de adaptación a este fenómeno climático, orientado principalmente al manejo de agua, investigación, información y capacitación, manejo de cultivos agrícolas y bosques, sumado a gestión de riesgos.