0
0
0
s2sdefault

IMG 0208

La ruta de poco más de dos kilómetros beneficia a unos 300 vecinos del sector, con una inversión superior a los 200 millones de pesos en el camino y similar cifra en iluminación.

“Estamos muy contentos, porque desde hace muchos años la tierra era parte de nuestras vidas y ahora contamos con un camino asfaltado e iluminado, que le dará otra vida a nuestros niños”, relató María Yáñez, presidenta de la Junta de Vecinos Pelequén Viejo, luego de finalizada la ceremonia que les entregó una ruta completamente modernizada.

Se trata del camino Pelequén Viejo, que hoy se encuentra completamente asfaltado en su extensión de poco más de 2 kilómetros y con luminarias nuevas y modernas, gracias al aporte realizado por el Gobierno Regional de O’Higgins, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la Subsecretaría de Desarrollo Regional (SUBDERE).

“Llegar a las zonas más apartadas del mundo rural es el compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet. En este caso, hemos estado trabajando con la gente de Pelequén Viejo  y en menos de dos años cumplimos con el compromiso de asfaltar este anhelado tramo”, indicó el Intendente Pablo Silva.

De igual modo, destacó la preocupación constante del Gobierno por entregar herramientas que permitan nivelar la brecha entre los habitantes de la ciudad y “aquellos que eligen quedarse en los sectores rurales, ya que no queremos que deban emigrar por las  malas condiciones de vida”.

La Seremi de Obras Públicas, Natalia Sánchez, agradeció el compromiso de los vecinos de Pelequén Viejo y los instó a seguir trabajando por su comunidad. “Nos parece relevante que una localidad rural como ésta pueda contar con los beneficios de la modernidad y solucione problemas que han estado presentes por mucho tiempo. Es el compromiso que adquirimos como Gobierno y que la Presidenta Michelle Bachelet nos recuerda día a día”, señaló la autoridad.

Miguel Peña, Jefe de la Unidad Regional de la Subdere, destacó el aporte en luminarias realizado a esta comunidad. “Este trabajo que hemos concretado no significa para los vecinos sólo ver mejor, significa además seguridad, calidad de vida y un ahorro significativo para el municipio en materia del costo de la iluminación, ya que reduce el gasto un 40% y ese presupuesto puede ser destinado a solucionar otros problemas”.

Asimismo el Alcalde Luis Barra subrayó que “este mejoramiento era largamente esperado y por eso quiero agradecer al Ministerio de Obras Públicas, a la Dirección de Vialidad y también a la Subsecretaría de Desarrollo Regional que nos ha apoyado con tanta inversión para el mejoramiento de las luminarias. Hoy, este camino se ve distinto y la gente está muy feliz”.

El camino Pelequén Viejo tuvo una inversión de más de 200 millones en el mejoramiento de la ruta y seguridad vial y 213 millones en recambio de luminarias.