0
0
0
s2sdefault

IMG 2162

A través de una carta, Juan José Henríquez Silva, recibió la buena noticia: es uno de los 29 ganadores del Fondo Concursable “Transferencia y Fomento a la Pequeña Minería de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins”, que ejecuta la Seremía del Ramo y es financiado por el Gobierno Regional, a través del FNDR.

Juan José Henríquez Silva dejó la fruticultura para dedicarse a la pequeña minería en los cerros de Chancón y reconoce que “me enamoré de este trabajo”. Por ello, es que cada día labora con ahínco para sacar mineral en “La Mora”, como bautizó a la mina que explota desde hace cuatro años.

“Tomé, recuerda con una sonrisa, la decisión de hacer este cambio y he invertido muchas horas para sacarla adelante, pues no cuento con muchos recursos, pero aquí los mineros son solidarios, y trabajo con un mini cargador que me prestan, desde las 17 horas”.

Por eso, es que cuando recibió la carta que, firmada por la Seremi de Minería de la Región de O’Higgins, Leonor Díaz Salas, le comunicaba que era uno de los ganadores del Fondo Concursable “Transferencia y Fomento a la Pequeña Minería de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins”, se puso tan contento.

“Y como no, si con los $3.500.000 que me asignaron más lo que yo aportaré, me podré comprar mi propio mini cargador. Estoy muy conforme y trabajando con más ganas”, señala.

Juan José Henríquez es uno de los 29 pequeños productores-de la minería metálica y no metálica- que resultaron seleccionados como ganadores del Fondo Concursable “Transferencia y Fomento a la Pequeña Minería de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins”, que ejecuta la Seremía del Ramo y es financiado por el Gobierno Regional, a través del FNDR.

Como sostuvo explicó Leonor Díaz Salas, este Fondo Concursable es parte de “un proyecto que nos permite entregar apoyo concreto –con recursos y asistencia técnica- a los mineros, canteros y salineros, tal como lo comprometió la Presidenta Bachelet. En esta oportunidad, se hace a través de este concurso que entregó 100 millones de pesos los que permitirá que ellos mejoren su productividad, y por tanto, mejoren sus ingresos y su capacidad de generar empleos”.

Distribución de los recursos

Los recursos asignados se distribuyeron, entregando $72.000.000 para 21 mineros metálicos, quienes los destinarán a equipamiento, donde destacan la compra de conteiner para implementar campamentos;  y a la adquisición  de tractores y carros, carretillas con motor; generadores y mini cargadores, entre otros.

Asimismo, financiarán metros de labor, lo que permite que los pequeños productores sigan buscando nuevas vetas para encontrar el preciado mineral.

Canteros

En el caso de los canteros, los proyectos seleccionados fueron cuatro y beneficiarán a los representantes de las comunas de Placilla, Malloa y Coínco.

La Sociedad de Canteros Patio de Piedra y la Cooperativa de Pirquineros de Pelequén, que agrupa a estos pequeños productores de la piedra rosada,  adquirirá un rotomartillo, un generador y un tecle; mientras la Cooperativa de Pirquineros de Pelequén, adquirirá carretillas, palas, combos, polines, chuzos, piolas de acero y arnés de seguridad, entre otros elementos.

Manuel Prado, representante legal de La Cantera Las Mercedes de Placilla, postuló a la compra de un chancador de mandíbula y a horas de retroexcavadora (para mejorar el camino).

En Coínco, la Cantera Don Abelino, de Edikson Cabezas, recibirá recursos para adquirir un generador y un roto martillo.

En conjunto los canteros recibirán un total de $ 13.000.000 para financiar sus proyectos.

Salineros

En el caso de los salineros, los proyectos seleccionados también fueron cuatro. Las cooperativas de salineros de las comunas de Paredones y Pichilemu -que agrupan a productores del blanco mineral de Lo Valdivia, Cáhuil, Barrancas y La Villa, respectivamente- optaron a sendos proyectos para la construcción de saques. Los saques son bases en que podrán depositar la sal para el proceso de secado, evitando que el blanco mineral se ensucie, pues la base de la pila ya no queda en contacto directo con la arena. Cada organización recibirá $6.000.000.

En Pichilemu, el salinero Luis Valenzuela Leiva, destinará los recursos recibidos a la adquisición de un horno, una revolvedora y materiales para terminar su sala de procesamiento del blanco mineral. En tanto, en Barrancas Alto, Sergio Moraga, destinará los recursos asignados al desbarre y habilitación de cuarteles. Los salineros recibirán, en total, $ 15.000.000.