0
0
0
s2sdefault

IMG 7029

-Iniciativa -liderada por la Secretaría Regional Ministerial de Minería y la Universidad Adolfo Ibáñez, como contraparte técnica- recibirá 199 millones de pesos –a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, que aprueba el Gobierno Regional.

-Con estos recursos se financiará la primera etapa de un ambicioso proyecto -que cuesta 700 millones de pesos- y que busca dar respuesta a una sentida necesidad de los jóvenes que cursan carreras mineras: contar con un lugar adecuado para realizar sus prácticas de formación.

Lo que partió como una oportunidad para dar solución a una necesidad prioritaria en la Región, se concretará de manera efectiva a través del proyecto que la Seremi de Minería -junto a la Universidad Adolfo Ibáñez, como contraparte técnica, y la Corporación Del Libertador, presentaron al Consejo Regional, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC del Gobierno Regional.

Tras meses de trabajo en terreno y reuniones con los actores principales del sector se logró dar vida al proyecto “Mina, Planta, Escuela”, que beneficiará directamente a los alumnos que cursan carreras técnicas y universitarias, ligadas a la minería, y también a los pequeños productores de Chancón, lugar donde se emplazará el proyecto.

El Intendente de la Región de O´Higgins, Pablo Silva Amaya, explicó que “para el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, la educación es una prioridad y en esa línea resultaba fundamental entregar un espacio que permita aplicar los conocimientos de los estudiantes de minería. Creemos que esta iniciativa beneficia a distintos actores, ya que para los pequeños mineros de Chancón también es importante  sentirse vinculados a estas materias”.

Como relató la Seremi de Minería de la Región de O’Higgins, Leonor Díaz Salas, esta iniciativa nació “de una necesidad de los cinco liceos técnicos de la Región, que dictan carreras mineras, así como de los institutos y universidades, que requieren de un espacio físico adecuado donde realizar las actividades prácticas de su etapa de formación. Hasta hoy, las visitas técnicas de los estudiantes se han suplido con la buena voluntad de los pequeños mineros, que para recibir a los alumnos dejaban de producir para atenderlos”.

Entonces, continúa la autoridad, “era urgente abordar esta problemática y lo hicimos a través de un trabajo con la Universidad Adolfo Ibáñez,  la Asociación de Pequeños  Mineros de la Región, Asomin y la Corporación Del Libertador”. Los pequeños mineros aportan un terreno, donde se desarrollará el proyecto, que técnicamente, elaboró un equipo de profesores de la UAI, liderados por el académico, Miguel Herrera Marchant.

CORE y Sustentabilidad

Hoy, es ya una realidad que a través de los Fondos FIC, el Gobierno Regional, entregará 199 millones de pesos para financiar la primera etapa de la iniciativa, que tiene un costo total de 700 millones de pesos. La Seremi de Minería, sostiene que “estamos agradecidos del apoyo que entregó el Gobierno Regional a este proyecto que significa invertir en el capital humano del mundo de la minería, actividad cuya importancia se ha dejado plasmada en el Plan de Desarrollo Regional. Asimismo, se apuesta a la sustentabilidad, ya que esta Mina, Planta, Escuela, implicará contar con un lugar a escala, donde los alumnos podrán tener experiencias prácticas de molienda, chancado y mina en un laboratorio natural,  en relación con su entorno y vivenciado la importancia de cuidarlo, tal como nos ha solicitado la Presidenta Bachelet al pedir el desarrollo de proyectos amigables con el medioambiente y con compromiso con la comunidad en que se insertan”.

Por su parte, el Presidente del Consejo Regional, Fernando Verdugo, indicó que “para el CORE era tremendamente importante incentivar la adquisición de un proyecto como este para la educación técnico profesional, en el entendido que no es una inversión que pueda impulsar una institución por sí sola. Además, ha sido una doble experiencia que un Fondo de Innovación para la Competitividad pueda ser utilizado en esta materia de aprendizaje, que está relacionada con los futuros técnicos y profesionales de la minería”.

Trabajo pionero e impacto

En tanto, para el ingeniero que desarrolló técnicamente el proyecto, Miguel Herrera Marchant,  la aprobación de los recursos se recibe “con mucha alegría, ya que  permite ir desarrollando una nueva forma de enseñanza en terreno, que permitirá a nuestros alumnos egresar con una visión más multidisciplinaria y de trabajo en equipo y colaborativo” y agrega que “la posibilidad de integrar en un proyecto común los intereses del mundo académico, tanto universitario como de enseñanza media, con los intereses del sector productivo de la pequeña minería es, quizás, una experiencia pionera en Chile, a partir de la cual habrá un fortalecimiento fértil para la Región de O’Higgins”.

El académico detalla que la iniciativa tendrá un impacto positivo directo en la zona, que se verá en el mediano plazo y que se traducirá en “trabajadores, técnicos y profesionales formados con una visión y habilidades, tanto técnicas como del negocio minero, que son indispensables para mejorar la productividad y competitividad del sector y también de nuestra región.  En concreto, el impacto se hará  sentir en la pequeña, la mediana y la gran minería de la Región”.

La mirada de Educación y La Corporación

Elseremi de Educación, Hernán Castro Monardes, indicó que “que gracias a esta iniciativa, el Consejo Regional ha dado el respaldo a un proyecto en Chancón que servirá como laboratorio natural para la práctica de los alumnos y alumnas que han elegido a la minería como su futuro.  Estos jóvenes requieren de nuestro apoyo, y sin duda, este proyecto va enfocado en ello, en dar la oportunidad a los estudiantes de llevar a terreno lo aprendido en las aulas, ya que la formación de especialidades técnicas requieren de metodologías de aprender haciendo, más aún la minería que requiere de práctica y de relación constante con las herramientas y la materia prima”.

Al apoyo de las autoridades del sector, se suman los cinco liceos técnicos que en la Región dictan carreras mineras, a saber los liceos: Ernesto Pinto Lagarrigue, Pedro Aguirre Cerda, Francisco Antonio Encina Armanet, Machalí  y el Instituto Tecnológico Minero Bernardo O’Higgins.

Asimismo, la Seremi de Minería, detalla que para proyectar en el tiempo esta iniciativa, se trabajará para que la Universidad Regional de O’Higgins, sea quien en el futuro se haga cargo de la Mina Planta Escuela. Además, para iniciar la implementación de la iniciativa, se “pretende constituir una Mesa Técnica en la que participen el mundo académico, el Servicio Nacional de Geología y Minería, Enami, nosotros, y el mundo privado. Todo con miras al mejor desarrollo de esta propuesta que tendrá un gran impacto académico y social en nuestros futuros mineros”.

Para el Gerente General de la Corporación Del Libertador, poder concretar el proyecto “Nos alegra mucho, pues estamos participando de esta iniciativa, a través de una de nuestras líneas, como son los proyectos colaborativos. Y la Mina, Planta, Escuela es una iniciativa donde desarrollamos una alianza virtuosa entre la Seremi de Minería, La Universidad Adolfo Ibáñez y la Corporación para estar atentos al desarrollo del proyecto una vez que se inicie, y que su progreso se realice de acuerdo a la Carta Gantt establecida. Tenemos el un compromiso de ayudar y colaborar para que este proyecto se concrete y vaya en beneficio de todos los jóvenes que están forjando, en el mundo de la minería, su desarrollo profesional”.

Primera etapa y siguientes

El Gobierno Regional entregó 199 de los 700 millones que requiere el proyecto Mina, Planta Escuela, es por ello, que ya se analiza la presentación de la iniciativa, al Fondo Nacional de Desarrollo Regional, FNDR, para continuar con su ejecución.

Con los recursos asignados –vía FIC- se desarrollará una zona de explotación, donde los alumnos puedan las adquirir habilidades de extracción y de explotación de un yacimiento piloto, incorporando conocimientos de seguridad, geología, tronadura,  geomecánica, entre otros.

La Seremi detalla que “con los 199 millones se iniciará una primera etapa de instalación de la Mina Planta Escuela, para luego, conseguir los recursos para concluir este primer período e iniciar la atención de los alumnos con un staff de docentes de la Universidad Adolfo Ibáñez”.

Los próximos recursos que se postulen a financiamiento, serán destinados a diversos ítems, como la adquisición de la tecnología (de alto costo) que se requiere en minería y metalurgia, el financiamiento de los insumos y los equipos para garantizar la seguridad de las personas, detalla la autoridad.