0
0
0
s2sdefault

2juguetes

Debido al aumento en la comercialización de juguetes por motivos de la Navidad, el Departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud O'Higgins ha comenzado en el centro de Rancagua con la intensificación en la fiscalización del comercio.

En la oportunidad se encontraron los juguetes con sus etiquetados correspondientes, exceptuando en dos puntos de venta, en los cuales se visualizaron irregularidades, sobre esto la Autoridad Sanitaria regional, Eduardo Peñaloza Acevedo, comentó que “la gran mayoría cumple con la normativa vigente, pero nos encontramos en proporciones menores con juguetes no etiquetados”.

“Las anomalías detectadas deben ser subsanadas a la brevedad, la medida fue requisar los productos en los mismos locales, donde se les dio un plazo para que los comerciantes puedan etiquetar los juguetes, de esa forma podrán venderlos al público”. Puntualizó el Seremi de Salud.

El jefe de la cartera de salud, agregó que “nos fijamos en varios aspectos, pero principalmente en el etiquetado, el cual debe estar en español, indicando la procedencia u origen del producto, indicar si es apropiado para la edad del niño, entre otras cosas. Esto principalmente por los riesgos de asfixia u otros factores de peligro”.

“El mensaje es para que los padres sean exigentes a la hora de comprar juguetes, solicitando lo que pide la autoridad sanitaria respecto al etiquetado, por otro lado recomendamos que no compren juguetes que puedan presentar un peligro para los más pequeños, como también lo hagan en lugares autorizados para la venta”. Subrayó el Seremi de Salud.

Por último, se hizo un llamado para que los padres  compren juguetes que les permitan a los niños sociabilizar más y establecer vínculos con sus pares. También pueden ser productos que les permitan realizar actividades físicas, como pelotas y cuerdas para saltar, de esa manera se podrá prevenir en cierta manera la obesidad y evitar el sedentarismo.