0
0
0
s2sdefault

QUÉ HACER INTEGRA 1

Las vacaciones son una oportunidad para descansar, recuperar energías, explorar nuevas experiencias y aprender con otras actividades, todo esto implica que durante estos meses la dinámica familiar sostenida durante el año se modifica, lo que paradójicamente, puede estresar y agobiar a muchos papás y mamás que no saben cómo abordar este nuevo escenario.

“Mi hija tiene 4 años y lleva tres semanas de vacaciones. En estos días ha visto películas, jugado, pintado, pero ha estado diciendo – cada vez con más frecuencia- que está aburrida y no sabe qué hacer”. Esta es una de las consultas más frecuentes que recibe durante el período de vacaciones Fonoinfancia (800200818), servicio de apoyo a mamás y papás en temas de crianza, por lo que los psicólogos del servicio, entregan las siguientes recomendaciones para las familias:

1. Establece una rutina más relajada que permita reorganizar el tiempo libre.

2. Conversa en familia sobre cómo los más grandes y chicos quieren divertirse en estas vacaciones para llegar a un acuerdo que respete la edad y los intereses de todos.

3. Evitemos decirle a los niños y niñas qué es lo que los adultos haríamos en su lugar. Estas comparaciones no ayudan ni promueven el acercamiento entre adultos y niños, ya que provocan que los niños se sientan incomprendidos.

4. Asegúrate de que la nueva rutina en vacaciones considere los intereses y habilidades de los niños y niñas. De esta manera estimulas su desarrollo y transmites al niño que los adultos reconocen y valoran sus intereses.

5. No obligues a los niños o niñas a desarrollar actividades extra programáticas, ya que puede resultar contraproducente. Para motivarlos y generar interés, acerquémoslos de a poco a la actividad, relacionándola con personajes o historias que les gusten, invitando a amigos, etc.

6. Aprovechemos las vacaciones para desarrollar la creatividad, acompañando a niños y niñas a buscar alternativas que no ven por si solos, para descubrir nuevas posibilidades.

7. A veces “el aburrimiento de los niños” también puede ser entendido como una petición de compañía. No es lo mismo estar juntos en un espacio físico que compartir temas, actividades, conversar, disfrutar en un ambiente afectivo. Si los padres no están de vacaciones, según sus posibilidades, pueden buscar en qué momento ir generando estos espacios de encuentro.

8. Juega con tu hijo o hija. El juego es el lenguaje natural de los niños, es su forma de comunicarse, divertirse, aprender y conocer el mundo, por lo tanto, es una estrategia muy efectiva para compartir con ellos.

9. Recuerda que no siempre es necesario armar grandes juegos y actividades para compartir con tus hijos y entretenerlos. En ocasiones puedes aprovechar las actividades cotidianas del hogar para jugar con ellos. Por ejemplo puedes invitarlos como ayudantes al momento de cocinar, ponerles un gorro de cocinero y que te ayuden en procesos simples y cuidadosos.

10. El verano es un tiempo propicio para disfrutar del aire libre y la naturaleza. Aprovecha este período para incentivar la curiosidad y exploración en los niños/as. Es una actividad muy importante en su desarrollo, y puedes promoverla a través de momentos en los que descubran los nombres de árboles, aves, insectos; conozcan las texturas de las plantas, las piedras, etc.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia.  Con 25 años de experiencia, es uno de los principales prestadores de educación parvularia en Chile.