0
0
0
s2sdefault
  • DSC 0131
  • Así lo señaló el Coordinador Regional del nuevo Sistema de Admisión Escolar, Miguel Urrutia, durante jornada organizada por la Secretaría Regional Ministerial de Educación.

Cada alumno que sea matriculado para el proceso escolar del próximo año, tanto de educación básica como de enseñanza media, gracias a la implementación territorial del Sistema de Admisión Escolar (SAE), ya no tendrá que pasar por sistemas discriminatorios y arbitrarios en los procesos de admisión, y tampoco será relevante la condición socio-económica de sus familias, terminando así con barreras de acceso al momento de elegir un establecimiento y acceder a una educación de calidad.

Este nuevo sistema, que comenzó a ser aplicado este año en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, es uno de los ejes esenciales de la Reforma Educacional, específicamente a través de la Ley 20.845, de Inclusión Escolar, que regula la admisión de las y los estudiantes, elimina el financiamiento compartido y prohíbe el lucro en establecimientos educacionales que reciben aportes del Estado. 

“Se trata de un sistema transparente y no discriminatorio en todos los colegios que reciben aportes del Estado, que busca terminar con los variados sistemas de selección discriminatoria que hasta ahora algunos emplean, como tomar pruebas de conocimientos, solicitar antecedentes sociales a los padres o certificados de notas de los postulantes, entre otros”, indicó el abogado y Coordinador Regional del SAE, Miguel Urrutia, en una jornada de educación pública, organizada recientemente en Rancagua por la Secretaría Regional Ministerial de Educación.

Añadió que “la idea principal que busca esta iniciativa del Gobierno es que todos los postulantes tengan igual oportunidad de ser admitidos en el establecimiento que han escogido sus padres, madres y apoderados, teniendo solamente preferencia los hermanos de estudiantes del establecimiento y los hijos de funcionarios”.

Cabe destacar que la implementación de este nuevo sistema fue gradual en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, según lo dispone el Decreto con Fuerza de Ley N°3 de 2015, iniciándose con la postulación del 2016 para el año escolar 2017 y aplicándose en los principales niveles de ingreso de cada establecimiento de esa región, es decir: prekínder (NT1), kínder (NT2), primero básico, séptimo básico y primero medio, dependiendo de los niveles que tenga cada colegio. “Pero en nuestra región, al igual que en Los Lagos, Tarapacá y Coquimbo, el SAE abarcará a fines de este año a todos los niveles de ingreso, y se espera que en el 2019 el Sistema de Admisión Escolar esté plenamente operativo en todo Chile”, dijo Miguel Urrutia.

La exposición del coordinador regional finalizó con rondas de preguntas de los asistentes, en su gran mayoría jefes daem y directores de establecimientos educacionales de la región.