0
0
0
s2sdefault
  • IMG 9708
  • Las 23 personas con ascendencia Mapuche que fueron acreditadas, podrán perfeccionarse a través de programas de esta institución, cuyo objetivo es promover el desarrollo integral de las comunidades indígenas del país.

La Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) certificó a 23 personas con ascendencia Mapuche en proficiencia lingüística, hecho que permitirá que en un futuro próximo puedan impartir talleres de mapudungun en establecimientos educacionales de la Región de O’Higgins.

Quienes recibieron la certificación debieron aprobar una entrevista realizada por el encargado de Capacitaciones de CONADI y profesor en especialidad lingüística, Necul Painemal, quien además dirigió una prueba escrita y oral para evaluar el manejo del idioma.

“Estoy orgullosa, en primer lugar, de haber recibido esto y espero tener la oportunidad de enseñar a niños en los colegios. También estoy orgullosa de mis raíces, de mi palabra, de lo que puedo hablar y de mi sabiduría Mapuche”, expresó Clarisa Cañumir Dumihual, tras recibir su diploma.

Opinión compartida por la lonco Manuela Caniumán Cheuquemán, quien señaló que “ya obtenida esta certificación quiero perfeccionarme. Mi idea es estudiar más el mapudungun para poder enseñar en colegios, para saber más día a día y tener una bonita experiencia sobre todo con los niños”.

Tras encabezar el acto de acreditación, el Intendente Pablo Silva Amaya, destacó este hito y su trascendencia en la comunidad.“A través de estas iniciativas, queremos dar valoración de los conocimientos indígenas y promover su importancia en nuestra sociedad, reconociendo a las culturas originarias. Como Gobierno estamos impulsando el diálogo intercultural para enriquecimiento de la nación y la convivencia en armonía de todos los ciudadanos”, expresó.

Este proyecto se enmarca en el decreto n°280 del Ministerio de Educación que exige a las escuelas con un 20% de población escolar indígena impartir la enseñanza del lenguaje y cultura indígena del territorio al que pertenecen (para los colegios que no tengan ese porcentaje de alumnos es optativo). Sin embargo, no existen institutos y universidades que ofrezcan procesos educativos interculturales, motivo por el cual CONADI impulsa esta iniciativa.

El jefe de la Oficina de Asuntos Indígenas de CONADI en Santiago, Osvaldo Antilef Fucha, explica que “esta es una buena forma de iniciar este proceso de incorporar educadores tradicionales a las aulas de la Región de O’Higgins, dado que tanto en colegios públicos como en privados requieren de ellos para enseñar de la cultura y las lenguas originarias”.

Y agrega que “este es un proceso que recién está comenzando. La certificación de CONADI acredita que las personas manejan la cultura y también un porcentaje importante de la lengua, sin embargo, necesitarán herramientas de carácter pedagógica-metodológicas para enseñar con eficiencia a niños (…) Lo que nosotros hemos hecho a través del tiempo es iniciar procesos en las regiones, a través de la certificación y tenemos programas enfocados en la enseñanza de metodologías pedagógicas para que estas personas puedan ingresar al aula”.

Por su parte, el seremi de Educación, Hernán Castro Monardes expresó estar “muy contento por esta certificación, porque nos permitirá como Ministerio de Educación incorporar a estos monitores al trabajo de los establecimientos educacionales, fundamentalmente para preservar la identidad y la cultura Mapuche. Por otro lado, los niños podrán conocer de primera fuente el desarrollo de la lengua y en esa perspectiva, tendremos que trabajar junto a los sostenedores de colegios municipales para poder allí incorporar esto, en horas de libre disponibilidad o bien como talleres de articulación cultural”.