0
0
0
s2sdefault
  • IMG-20170531-WA0008
  • - Señaló Intendente Regional durante Mesa de trabajo del Centro de Formación Técnica en la Región, que contó con la participación del mundo público y privado.

“Chile necesita contar con una oferta de Formación Técnico-Profesional de educación superior que responda a las necesidades de desarrollo económico-productivo de cada región del país, y que dé cuenta de las necesidades reales de empleo en el corto y mediano plazo, facilitando la inserción efectiva de jóvenes y adultos, a una Formación Técnico-Profesional de calidad”. Bajo esta premisa, la presidenta de la República promulgó el año pasado la creación de 15 CFT a lo largo del país, y uno de ellos estará en la Región de O’Higgins.

Para ir dando las pautas y bases de lo que se espera y se necesita para esta región, se reúne periódicamente la mesa de trabajo del CFT, que preside el Intendente Regional, Pablo Silva Amaya. En el marco de lo anterior, se llevó  acabo ayer en Rancagua, la reunión de esta Mesa, contando con la participación de los seremis de Educación y Trabajo, gobernador de Colchagua, directores de Corfo y Sence, entre otros, además de representantes de la UOH, CUT, CChC filial Rancagua, Codelco Chile y Agrosuper.

Al término de la reunión, el Intendente Regional destacó que “nuestro proyecto de CFT avanza a pasos agigantados. Hay una participación activa del mundo privado y del gobierno pues nos hemos propuesto ir de acuerdo a lo programado y así lo estamos haciendo pues sabemos que este centro de formación técnica estatal le cambiará la vida a muchos jóvenes de nuestra región”.

Añadió la máxima autoridad regional que “estamos en la etapa de ver cuál es la vocación de este CFT, cuál es la ubicación que tendrá”.

“Nuestro CFT estatal garantizará que un porcentaje importante de los alumnos de nuestra región cuenten con una alternativa académica de alto nivel y con proyecciones laborales reales. Ya dimos un tremendo paso con la Universidad de O’Higgins, y ahora se viene el CFT, donde estamos dialogando con distintos organismos, tanto públicos como privados para plasmar en este Centro de Formación Técnica la vocación productiva de la región. Nosotros no queremos un CFT más en O’Higgins, queremos uno donde esté presente la innovación y la calidad”, indicó el seremi Hernán Castro.

Agregó la autoridad de educación que “valoramos la participación del sector público, pero en especial del mundo privado y de los gremios. Hoy contamos con representantes de la CUT, de la Cámara Chilena de la Construcción, de Codelco y de Agrosuper, entre otros, lo cual habla muy bien del valor que todos estamos dando a nuestro CFT”.

Para el dirigente de la Cámara Chilena de la Construcción Rancagua, Patricio Parada, “se trata de una iniciativa que debemos aterrizar a las necesidades reales. Veo mucho optimismo en esta mesa, y ello es bueno. Ahora hay que avanzar en las metas propuestas y planear el proyecto a lo que la región y los jóvenes necesitan. Estoy convencido que debemos enfocarlo a estudiantes más vulnerables y especialmente provenientes de la educación pública. Acá se ofrecerá educación de calidad y donde la gratuidad estará presente para quienes más lo necesitan”.

Por su parte, el gerente de Desarrollo Personas y Organización de Agrosuper, Christian Davis, señaló que “como empresa vemos mucho futuro al CFT, y ello va en dos ámbitos. El primero dirigido a desarrollar la estabilidad de la región, con una educación potente; el segundo es que creemos será una contribución social en la medida que se transforme en un puente para los liceos de la región”.

En el mismo tenor, el presidente regional de la Cut, Manuel Llantén, hizo un llamado a  que “debemos agotar todas las instancias con las propuestas y estudios que estamos viendo en la Mesa CFT. No nos podemos quedar solo en reuniones, hay que tener centro de formación técnica estala para el 2018”.