0
0
0
s2sdefault
  • medios 1
  • Los reconocidos fueron: Agrupación Manos Solidarias, Comité Ayuda El Teniente, Comité Santa María, el padre Luis Escobar Torrealba, Nancy Acevedo Flores, Marco Olivos Troncoso.

En el marco del Mes de la Solidaridad, la Seremía de Desarrollo Social realizó un desayuno para reconocer a personas y organizaciones sociales de nuestra Región, por el trabajo que realizan de manera voluntaria para mejorar las condiciones de vida de las personas más vulnerables. La actividad se llevó a cabo en el Salón Prat de la Intendencia Regional y fue encabezada por el intendente, Pablo Silva Amaya. 

También participó, el gobernador de la Provincia de Colchagua, Luis Barra Villanueva, el consejero regional, Bernardo Cornejo Cerón, la seremi de Desarrollo Social, Claudia Díaz Morales, el secretario Ejecutivo de Fundación Caritas, Cesar Morales Morales, la directora Ejecutiva del Hogar de Cristo, Daniela Sánchez Salazar, representantes, familiares, y amigos de las personas y organizaciones sociales que la Seremía de Desarrollo Social reconoció: Agrupación Manos Solidarias, Comité Ayuda El Teniente, Comité Santa María, el padre Luis Escobar Torrealba, Nancy Acevedo Flores, Marco Olivos Troncoso.

“Como Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet estamos haciendo esfuerzos y entregando oportunidades a quienes más lo necesitan. Y lo hacemos con una mirada más solidaria, porque queremos que los niños y niñas de sectores vulnerables de nuestra Región tengan las mismas oportunidades, y para eso contamos con una Reforma Educacional. Felicitó el trabajo que realizan, si hubiesen más personas como ustedes, el mundo sería distinto”, destacó el intendente, Pablo Silva.

Por su parte, la seremi de Desarrollo Social felicitó a los presentes y aseguró que “las personas y organizaciones sociales reconocidas en la oportunidad, trabajan por los demás sin esperar el reconocimiento alguno, sin embargo, creemos que como Gobierno es importante mostrar testimonios de vida que reflejen la solidaridad con acciones que son sumamente concretas, entendiendo a este valor no solamente como la compasión por el otro, sino que más bien, respetar en dignidad y derechos, y en función de eso entregarse de manera voluntaria por el bien común”.

“Creo que el padre Alberto Hurtado a eso nos llamó, un hombre extraordinario que nos ejemplificó que el país puede ser distinto en la medida que no invisibilicemos  las realidades de las que nos rodeamos a diario, que no seamos indolente frente a la violencia, al maltrato, a la pobreza, y desigualdad. Me siento muy orgullosa de que hoy día, junto a las personas y organizaciones sociales que nos acompañan, entiendan que el país no solamente se construye desde una vereda, sino que también con esfuerzo y compromiso personal, siendo feliz a través de la felicidad de otros”, agregó la seremi.

Cabe destacar que el año 1994 nuestro Congreso Nacional decretó el 18 de agosto, el Día de la Solidaridad, esto en honor al Padre Alberto Hurtado, reconocido por su justicia social, y quien falleciera un 18 de agosto de 1952. En el año 2001, y con motivo del Centenario del Padre Alberto Hurtado, la Iglesia Católica decidió dedicar todo el mes de agosto a congregar a los chilenos para ir en ayuda de los más necesitados. Para el presente año, el lema de la conmemoración del Mes de la Solidaridad es “la felicidad la recibes cuando te das”.

“Nunca me imaginé que nosotros como agrupación íbamos a ser premiados y reconocidos, estoy muy contento porque este trabajo que realizamos, lo hacemos con el apoyo de la ciudadanía, de autoridades, como la seremí, así que estamos muy agradecidos. Nosotros llevamos tiempo trabajando con las personas más necesitadas, y que te reconozcan, es muy gratificante”, expresó Juan Pablo Droguett, representante de la Agrupación Manos Solidarias, que surge a raíz de los pasados incendios forestales que afectaron a las regiones centro y sur del país, además de ayudar a personas en situación de calle, en las comunas de Rancagua y Graneros.

En la oportunidad, junto con compartir un desayuno, los presentes se deleitaron con la música del intérprete local, Juan Ponce, quien interpretó tonadas musicales relacionadas con la ayuda al prójimo. 

Nancy Acevedo Flores participa en club de huaso de Cacharahue, del sector rural de la comuna de San Fernando, y hace más de diez años realiza este tipo de ayuda, “solamente con amigos, uno da todo, y lo que le queda, es impagable”. Su trabajo se ha centrado en apoyar personas y vecinos que presentan algún tipo de enfermedad. “Es muy emocionante recibir este reconocimiento, ya que uno no ayuda esperando o con la intención de ser reconocido, recordé todas las ayuda que he generado y realmente es emocionante saber que es importante para el resto lo que uno hace”, concluyó.