0
0
0
s2sdefault
  • IMG 9825
  • Los dos ascensores con los que cuenta este edificio presentan desperfectos que no les permiten funcionar. El Minvu, en tanto, realizó asignación directa de subsidio de mejoramiento, en junio de este año y se está a la espera de la importación de los equipos– desde el extranjero– para concretar reparación.

La mañana de este martes el Intendente, Pablo Silva, se reunió con el director regional del Serviu, Víctor Cárdenas y la seremi (s) de Gobierno, Natalia Sánchez, con el objetivo de analizar las acciones que se han ejecutado para atender las problemáticas que afectan a los vecinos de la Torre N° 1 de la Alameda de Rancagua, producto de la perdida de los dos ascensores del edificio.

El primero de ellos se dañó tras el terremoto del 27 de febrero del 2010 y el otro a inicios de este año, situación que ha sido perjudicial para personas de la tercera edad y para aquellos vecinos que padecen de enfermedades.

Pese a que el edificio no entra en la categoría de condominio social, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), realizó una asignación directa de recursos el 25 de junio de este año para que el Programa de Protección al Patrimonio Familiar (PPPF) reacondicionara y renovara los ascensores, iniciativa habitacional que establece– por decreto–que se requiere un aporte de los beneficiados para la contratación de los trabajos. Solo una vez efectuada esta última acción, este servicio ha quedado facultado para proceder a la contratación, período en el que se presentó una boleta con errores, por lo que fue necesario pedirle a la empresa que regularizara esta situación antes de poder girar cualquier dinero.

Durante este periodo el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu) ha estado en permanente contacto con la comunidad, a quienes se les ha explicado los tiempos de este proceso. Así lo enfatizó el director regional del Serviu, Víctor Cárdenas.

“La ley establece que los propietarios deben preocuparse de la mantención y el buen estado de los ascensores, pero esta situación lamentablemente no se generó por parte de los copropietarios. Sin embargo, entendiendo la situación social que existe con muchos adultos mayores, es que el ministerio tomó la opción de entregar un subsidio de mejoramiento, mediante asignación directa, que es una medida excepcional que tiene la ministra”, dijo.

La autoridad además manifestó que están agilizando los procesos para que la empresa constructora, que ya fue contratada hace unas semanas atrás, entregue la boleta de garantía que le permita contar con los recursos para que encarguen la importación de los equipos al extranjero. “Esperamos que lleguen a la brevedad, pero no son plazos cortos lamentablemente, porque son equipos sofisticados”, señaló.

Y recordó que a partir de marzo entrará en vigencia una nueva normativa de ascensores que exigirá a los edificios que tengan estos equipos contar con una certificación y mantención mensual. “En ese sentido la comunidad se ha comprometido a que de aquí para adelante, reunirán los recursos que les permitan cumplir con esa normativa”, recalcó.

Durante la reunión encabezada por el Intendente Regional, se informó además, que se realizará un diagnóstico de las situaciones que afectan a los vecinos para establecer servicios a domicilio, mientras se concreta la solución definitiva.

“Por instrucción del Intendente generaremos acciones complementarias a lo que ya está realizando el Serviu, para que al corto plazo podamos identificar las situaciones más complejas y destinemos los servicios competentes. Gran parte de los copropietarios que viven en este lugar son adultos mayores y por supuesto vivir en un edificio de 21 pisos genera complicaciones a la hora de movilizarse”, señaló la seremi (s) de Gobierno, Natalia Sánchez.

Recalcando que “como Gobierno empatizamos con ellos y entendemos que tenemos que propiciar las mayores facilidades para que puedan tener una espera adecuada hasta que se solucione el tema de fondo que es la instalación de los ascensores requeridos”.