0
0
0
s2sdefault

IMG 2897

Junto al asesor del Ministerio del Interior, Cristóbal Lira, las policías y el Ministerio Público, se verificaron y revisaron “las nuevas medidas para proteger a nuestras familias de O’Higgins, tal como lo pidió el Presidente Sebastián Piñera”, señaló la primera autoridad regional.

Revisar las nuevas medidas de seguridad para para disminuir los índices de ocurrencia de delitos y con ello mejorar la sensación de seguridad de las familias, tuvo por objetivo central la reunión del Sistema Táctico Operativo Policial (STOP), realizado la mañana de este miércoles en la Prefectura de Carabineros de Cachapoal.

Aquí, el Intendente Juan Manuel Masferrer estuvo acompañado por el asesor del Ministerio del Interior, Cristóbal Lira, quienes conocieron del trabajo de las comisarías de toda la región en relación a desarrollar un trabajo policial más eficiente en el combate contra la delincuencia.

El Intendente Juan Manuel Masferrer declaró que “hemos podido verificar y revisar las nuevas medidas para proteger a nuestras familias de O’Higgins. Acompañados por el asesor del Ministerio de Interior, Cristóbal Lira, vimos el funcionamiento de la nueva versión del STOP, porque una de las prioridades del Presidente Sebastián Piñera es la seguridad pública, y en ese contexto hemos tenido esta reunión, viendo los compromisos que está realizando Carabineros con la comunidad”, afirmó la primera autoridad de O’Higgins.

Por su parte, Cristóbal Lira manifestó que “para el Presidente Sebastián Piñera estas reuniones de STOP son claves para cumplir con el compromiso de reducir la delincuencia en el país. Hemos visto la exposición del General de Carabineros, Juan Carlos Badilla, y de cada uno de los comisarios, explicando en detalle cada delito y qué se hará en los próximos 30 días para poder detener a los delincuentes, y sacar de circulación a las bandas”, afirmó.

Agregó que estas reuniones “son muy importantes para conocer lo que hacen los comisarios y la coordinación que se pueda hacer con otras instituciones. Sin duda veremos en la próxima reunión cómo estas tácticas irán dando resultados”.

El jefe de la Sexta Zona de Carabineros, General Juan Carlos Badilla, explicó que“se analizaron los compromisos que se adquirieron el mes anterior, exponiéndolos en detalle y asumiendo nuevos desafíos, en pos de mejorar la percepción de seguridad en la región”.

El plan STOP es una herramienta para la prevención del delito que permite una acción policial más eficiente gracias al análisis de información delictual, operando principalmente a partir de las propias denuncias ciudadanas.

Dicho mecanismo, permite detectar los diversos tipos de delitos que se generan por comuna, por ello en esta ocasión Carabineros asumió nuevos desafíos para enfrentar la delincuencia y mejorar la sensación de seguridad de las familias de la Región de O’Higgins.