0
0
0
s2sdefault

IMG 2009

“Tal como lo ha dicho el Presidente Piñera, los niños van primero y son una prioridad en nuestro Gobierno, y en ese sentido, ustedes conocen que hay un gran Acuerdo Nacional por la Infancia (…) y por lo mismo, se ha anunciado una medida que permitirá dar mayor flexibilidad a las visitas de los padres y familiares”, detalló Juan Manuel Masferrer.

Con el objetivo de profundizar los alcances de la flexibilidad horaria que tendrán los hogares del Sename, anuncio dado a conocer por el Presidente Sebastián Piñera, es que el Intendente Juan Manuel Masferrer se reunió la mañana de este viernes con los directores de las residencias colaboradoras de la región de O´Higgins.

En la oportunidad, la autoridad regional detalló que se modificarán los horarios de las visitas en los centros de protección, para que los niños, niñas y adolescentes puedan ver a sus familiares o adultos significativos con la mayor frecuencia posible, siempre que no exista una orden judicial que las restrinja.

“Tal como lo ha dicho el Presidente Piñera, los niños van primero y son una prioridad en nuestro Gobierno, y en ese sentido, ustedes conocen que hay un gran Acuerdo Nacional por la Infancia (…) y por lo mismo, se ha anunciado una medida que permitirá dar mayor flexibilidad a las visitas de los padres y familiares a los niños que están en residencias del Sename”, precisó el Intendente de la región de O´Higgins.

Asimismo, el jefe regional especificó que “hoy nos hemos reunido con algunos directores de las residencias de la región, muchos ya contaban con esta flexibilidad horaria, pero de igual forma tomaron este anuncio como una muy buena medida, ya que lo que buscamos es que los niños tengan un espacio mucho aún más cordial, amplios y de mayor facilidad para reunirse con sus familias”. 

“La idea es preocuparnos de un problema tan grande como lo es la vulneración de derechos de nuestros niños. Estos son los primeros frutos y esperamos que las residencia y los padres aprovechen esta oportunidad, que permitirá fortalecer el vínculo familiar de estos menores, para así poder darles un mejor futuro”, señaló el Intendente Masferrer. 

Por su parte, la seremi Bárbara Perry, aseguró que “en la región efectivamente el tema de las visitas ha sido tratado con mucha delicadeza, considerando la importancia que tiene la revinculación de estos niños con sus familias. Por ende, en cuanto a los horarios, si coinciden o no con los laborales, o los días domingo, si es que los padres no pudiesen concurrir o vengan de otros lugares, ya se dan las facilidades para ello”.

“Lo otro es que no hay sanciones respecto al comportamiento de los niños para que las visitas no se produzcan”, añadió la titular de Justicia en la región de O´Higgins, lo cual fue reafirmado por la directora regional (s) de Sename, Bernarda Bolbarán.

Entre las propuestas del Acuerdo Nacional por la Infancia se establece la necesidad de fortalecer la revinculación familiar de los niños y niñas del sistema residencial y no aplicar la prohibición de visitas como forma de castigo.

La propuesta nació luego de conocer el informe que envió el Comité de Derechos del Niño de la ONU, el cual incluyó en su diagnóstico datos sobre este tema. Más del 30% de los centros de protección solo permite las visitas en horario laboral, lo que se contradice, pues los padres deben trabajar para sustentarse y poder demostrar que pueden dar estabilidad a sus hijos.

Asimismo, este informe agrega que el 50% de los hogares pone restricciones a la frecuencia de las visitas y un 13% de las residencias reporta que suspenden las visitas por mal comportamiento de los niños o niñas.

A nivel regional, son cinco las residencias de protección a cargo de organismos colaboradores que desde hace un tiempo vienen implementando esta nueva medida, esperando un positivo impacto en los niños, niñas y adolescentes que son atendidos y restituidos en sus derechos.

“Acogemos muy bien la medida, teníamos un sistema implementado, si bien hay un horario establecido de visitas, siempre se hace la excepción con las familias, porque tenemos residentes de todo Chile”, afirmó Claudia Vega, subdirectora del Pequeño Cottolengo.

“El trabajo con familias y la revinculación es muy importante porque un niño que está en abandono no tiene los mismos logros que otro que tiene vínculos con sus familias o un adulto significativo”, puntualizó la encargada de esta casa de acogida.