0
0
0
s2sdefault

IMG 3829

La entrega del beneficio para personas de Rancagua, Mostazal y Machalí ayudará a mejorar sus viviendas y, asimismo, colaborará a disminuir la contaminación ambiental que afecta a la región.

En una masiva ceremonia, que se realizó en el gimnasio Hermógenes Lizana de Rancagua, se llevó a cabo la entrega de subsidios del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA), instancia en la que 259 familias de Rancagua, Machalí y Mostazal recibieron el beneficio que corresponde al Programa de Protección del Patrimonio Familiar (PPPF).

La actividad contó con la presencia del Ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, el Intendente de la Región de O’Higgins, Juan Manuel Masferrer; el Seremi de la cartera, Francisco Ravanal; el Director del SERVIU, Manuel Alfaro; el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto; además de autoridades comunales y regionales.

El Intendente Juan Manuel Masferrer afirmó que “más de 250 familias que van a poder revestir sus casas, mejorar la calefacción, la temperatura en el invierno, es decir, una mejora importante en sus viviendas que les mejorará su calidad de vida. Ese es el mandato del Presidente Sebastián Piñera: que busquemos como en forma rápida, irle solucionando en ese sentido el tema de vivienda. Y estamos muy contentos, muy agradecidos del Ministro Monckeberg quien nos visita nuevamente en la región, demostrando el compromiso como Gobierno y como Gobierno Regional, de poder ir ayudando a las personas de los distintos lugares de la Región de O’Higgins”.  

El Ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, dijo que “nuestro Ministerio no sólo construye viviendas, sino que también las mejora, las repara, y hay muchas viviendas que requieren de esa mejora, porque se deterioran con el tiempo. Y estos subsidios apuntan a eso. Y, además, está asociado a familias que ya tuvieron su vivienda por primera vez, son familias muchas veces de adultos mayores y no tienen los recursos para esa necesaria mejora. Y esto ayuda a una mejor eficiencia energética, se gasta menos en calefacción, cuesta menos enfriarla y, por la, tanto son buenas noticias”.

“Esta entrega forma parte además –agregó el ministro Monckeberg- del trabajo que el Presidente Sebastián Piñera nos ha pedido de buscar buenas y mejores soluciones para las familias. La gestión nuestra está marcada por la Integración Social y Territorial. Vale decir, que familias de diferentes ingresos puedan convivir en un mismo conjunto habitacional, y además puedan vivir en buenas viviendas, bien emplazadas, en lugares céntricos que nos hace tanta falta. Y prontamente, el Presidente va a anunciar un proyecto de ley que incentiva y busca una mayor integración social: que las viviendas queden bien emplazadas, y que se produzcan incentivos para que estas se construyan. Así que vamos a seguir en esta línea, porque entendemos que un país que se construyó mucho tiempo muy segregado, lo que tenemos que hacer es que las familias tengan un mayor grado de integración en sus respectivas comunas”.

El Intendente regional complementó que “en temas de vivienda, el MINVU está muy preocupado de la integración, de incorporar a las personas, para que podamos tener una ciudad más humana. En el fondo, donde todos podamos conocernos y convivir, y en ese sentido, cuidar más la ciudad. Y esa es la impronta que habla el Presidente Piñera cuando habla de que Chile lo hacemos todos: que cada uno aporte, para que precisamente, podamos tener un mejor país”.      

Programa de Protección al Patrimonio Familiar (PPPF)

El Programa de Protección al Patrimonio Familiar (PPPF) del MINVU, dispone de subsidios habitacionales a las familias chilenas para mejorar su vivienda, ampliarla u optimizar su entorno. En este caso, son proyectos correspondientes al Plan de Descontaminación Atmosférica de la Región de O’Higgins, que abarca 17 comunas: Graneros, Rancagua, Doñihue, Olivar, Coltauco, Coínco, Quinta de Tilcoco, San Vicente de Tagua-Tagua y Placilla; e incluye parcialmente a las comunas de Mostazal, Codegua, Machalí, Malloa, Rengo, Requínoa, San Fernando y Chimbarongo.

Los trabajos consisten en mejorar térmicamente la envolvente de las viviendas, pues de esta manera las familias ahorran en calefacción o enfriamiento, disminuyen los efectos de condensación al interior de las viviendas y se aporta conjuntamente a disminuir la contaminación ambiental que afecta a la población.

El beneficio también permite un importante ahorro económico para las familias, en lo que destinan para calefaccionar sus viviendas.