0
0
0
s2sdefault

IMG 1187

La primera autoridad regional enfatizó la importancia que tiene dar una mirada transversal a la delincuencia, por lo que reafirmó el compromiso de seguir trabajando en la recuperación de espacios públicos para entregar más seguridad a la comunidad.

Más de 400 personas ingresaron este 2018 a los dos Centros de Apoyo a Victimas que existen en la región. Se trata de recintos especializados que prestan, como su nombre los indica apoyo psicológico, jurídico y social a personas que hayan sufrido directa o indirectamente un delito y nacen del compromiso del Presidente Sebastián Piñera de enfrentar la delincuencia a través de una mirada transversal.

Por lo anterior se creó el Programa Apoyo a Victimas, dependiente de la Subsecretaría de Prevención del Delito, que actualmente presta servicio en la región mediante dos centros de atención uno en la comuna de Rancagua, que ingresa casos de la provincia de Cachapoal y otro en la comuna de San Fernando, en donde se atienden usuarios de las provincias de Cardenal Caro y Colchagua.

Para conocer como ha sido el funcionamiento del Programa en la región esta semana el Intendente Juan Manuel Masferrer se reunió con el Encargado a nivel Nacional del Programa de Apoyo A Victimas, Juan Antonio Arellano. En la oportunidad realizaron un recorrido por el Centro de Apoyo a Victima ubicado en Rancagua para conocer in situ cómo funcionan dichos centros.

Al respecto la autoridad regional destacó el compromiso del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera con la lucha constante contra la delincuencia. “Este gobierno tiene el compromiso de enfrentar y combatir este flagelo, y para eso, va a emplear todas las herramientas posibles, para recuperar las sensaciones de seguridad y espacios públicos para las familias, tal como lo hemos estado haciendo hasta ahora, pero a la vez, busca resguardar, acoger, contener y brindar apoyo a quienes han sido víctimas, por eso, esta visita nos ha servido para conocer y ver cómo seguir mejorando este programa”, señaló el Intendente Juan Manuel Masferrer.

En lo referente a las cifras obtenidas este 2018, Rancagua se encuentra en segundo lugar después de la Región Metropolitana sumando a la fecha 363 ingresos, mientras que San Fernando está en cuarto lugar atendiendo 132 casos.

Dichos ingresos corresponden a un primera etapa de intervención en donde se toma contacto con la víctimas para ofrecer apoyo, al respecto los profesionales luego de realizar un diagnóstico, comienzan su trabajo dependiendo de lo que el usuario necesite, teniendo a su disposición abogados, trabajadores sociales y psicólogos que entregará apoyo desde contención emocional hasta asesoramiento en el ámbito legal.

José Antonio Arellano, encargado Nacional del Programa explicó que “este es un programa tiene un modelo de intervención exitoso que hace un trabajo integral, que presta una mirada social, jurídica y psicológica para evitar la revictimización y prestar la reparación que las personas merecen”.

Respecto a los delitos con más ingresos se encuentra el robo con violencia, seguido de cuasi delito de lesiones y homicidio, delito de homicidio y delitos sexuales, casos en los que se atienden tanto víctimas directas como indirectas como familiares o testigos.