0
0
0
s2sdefault

 msm

La máxima autoridad de O’Higgins hizo un llamado a apoyar de forma transversal iniciativa anunciada este jueves. “Con este proyecto vamos a contribuir a una sociedad con mejor calidad de educación y con mayor igualdad de oportunidades, que sepa valorar el esfuerzo y reconocer y premiar el mérito”, señaló Juan Manuel Masferrer.

La mañana de ayer jueves el Presidente Sebastián Piñera firmó el proyecto de ley que perfecciona el Sistema De Admisión Escolar (SAE) y que buscar garantizar más justicia para los estudiantes, al incorporar nuevos criterios de selección como el mérito académico.

Sobre este proyecto de ley, el Intendente de la región de O’Higgins Juan Manuel Masferrer habló fuerte y claro. “La propuesta del Presidente Piñera garantiza más justicia para los estudiantes y sus familias. Con este proyecto vamos a contribuir a una sociedad con mejor calidad de educación, con mayor igualdad de oportunidades, que sepa valorar el esfuerzo y reconocer y premiar el mérito”, señaló.

¿Qué es lo que se busca con este proyecto de ley?

Como lo ha señalado el Presidente Sebastián Piñera, la idea es perfecciona el Sistema De Admisión Escolar (SAE), esto con un fuerte énfasis en poder garantizar un proceso que sea más justo para todos los estudiantes, dándole un mayor valor al mérito y esfuerzo de ellos y sus familias, para lo cual se ha incorporado esto último como un criterio válido de selección.

Este es un tema de interés público. Por eso, cuando asumimos el Gobierno, nos comprometimos a avanzar hacia una sociedad con mejor calidad de educación, con mayor igualdad de oportunidades, y por supuesto, a valorar el esfuerzo y reconocer y premiar el mérito, que es lo que persigue este este proyecto de ley.

¿Con esto se reemplazaría el actual sistema?

Efectivamente, el Gobierno y el Presidente Sebastián Piñera busca reemplazar la actual tómbola, por eso ha presentado este proyecto de admisión justa que perfecciona el Sistema de Admisión Escolar para que, por un lado, en vez del azar, se reconozca el mérito y esfuerzo de los alumnos, y por otro, para devolver a los padres el derecho a elegir la educación de sus hijos y a la vez dar más libertad a los establecimientos para definir sus proyectos educativos.

¿Puede hacer una comparación entre el contexto actual y la nueva propuesta del Gobierno?

Actualmente la ley de inclusión establece que los establecimientos de alta exigencia académica, que son los denominados emblemáticos, a partir de 7º básico pueden excepcionalmente pedir autorización al MINEDUC para aplicar, sólo al 30% de sus vacantes, un proceso de admisión aleatorio en que participa exclusivamente el 20% de los alumnos de mejor desempeño escolar del establecimiento educacional de procedencia. Asimismo, esta ley establece una gradualidad para esto.

Nuestra propuesta es que los establecimientos educacionales que cumplan ciertos requisitos de calidad, predefinidos de manera objetiva, permitiendo también la entrada de nuevos proyectos de alta exigencia como Liceos Bicentenario, puedan ser autorizados por MINEDUC para utilizar mecanismos de admisión propios a fin de evaluar el mérito académico del 100% de sus postulantes. Lo anterior considera en la selección por mérito académico y la por especialización temprana, que tendrá siempre reservado un 30% para alumnos prioritarios.

Además de valorar el mérito académico de los estudiantes, ¿cuáles son las reformas más significativas?

Sin lugar a dudas, el respetar el derecho preferente de los padres para la educación de sus hijos. No queremos seguir restringiéndolos. Esta es una de las principales razones por la cual nos hemos propuesto perfeccionar y hacerle las correcciones necesarias al actual sistema de selección. Para eso, los establecimientos educacionales que cumplan con determinados requisitos podrán ser autorizados por el Ministerio de Educación para utilizar mecanismos de admisión propios. Queremos que estos criterios de selección premien el mérito y esfuerzo, con lo cual además esperamos fortalecer los proyectos

¿De qué forma se implementarían estos cambios al proceso de selección?

No queremos que más jóvenes deban cargar con las deficiencias del actual sistema. Por eso, los establecimientos a partir de séptimo básico podrán incorporar el mérito y esfuerzo como parte del criterio de selección, dejando fuera la suerte y el azar, lo cual, y haciendo propias las palabras del propio Presidente Sebastián Piñera, nos parece que es justo, bueno y necesario. Estamos convencidos que la calidad en la educación es algo que realmente podemos alcanzar, y para mejorar en ese aspecto, así como en la cobertura, es necesario que nos comprometamos todos.

¿Cuál es su sensación respecto a la discusión en el parlamento?. ¿Cree que será aprobado?

No tengo la menor duda. Estoy convencido de que ningún parlamentario puede restarse a algo tan importante que es de beneficio para todo un país, y en especial si se trata de la educación de los jóvenes. Perfeccionar el Sistema de Admisión Escolar es urgente. La implementación del SAE nos ha permitido conocer muchos casos de estudiantes que habiéndose esforzado durante toda su etapa escolar para ingresar en Séptimo Básico al liceo que han querido toda su vida, se les dice que ese fuerzo no importa cuando quedan fuera. El sistema actual es inclusivo, sin embargo, necesita correcciones para garantizar más justicia para considerar el esfuerzo de todos los estudiantes, sus familias y docentes.

 

EL PROYECTO

La iniciativa propuesta por el Presidente Piñera contempla que los establecimientos educacionales que cumplan ciertos requisitos de calidad puedan ser autorizados por el Ministerio de Educación para utilizar mecanismos de admisión propios a fin de evaluar el mérito académico de todos sus postulantes.

Lo anterior considera que la selección por mérito académico y por especialización temprana tendrá siempre reservado un 30% para alumnos prioritarios.

Además, propone ampliar la definición de “hermanos” a postulantes que pertenezcan a un mismo hogar. El sistema actual sólo considera a los hermanos consanguíneos, en circunstancias que en muchos hogares conviven niños que no tienen dicho vínculo.

Finalmente, plantea que los establecimientos educacionales que en sus proyectos educativos declaren una opción preferente por la educación de alumnos vulnerables puedan ser autorizados para aumentar el porcentaje de alumnos prioritarios, siempre que estén ordenados en categoría de desempeño alto o medio por la Agencia de la Calidad.

“Son reformas muy importantes que apuntan a dar más libertad a los padres, a los establecimientos educacionales, que apuntan a respetar el derecho preferente de los padres para la educación de sus hijos, que apuntan a fortalecer la libertad de los proyectos educativos”, aseguró el Mandatario en su presentación.