0
0
0
s2sdefault

FOT 4700

Este nuevo conjunto habitacional albergará a ex habitantes de campamentos de Requínoa, Rengo y Olivar.

Requínoa, 11 de enero de 2019.- Con una emotiva ceremonia, que encabezó el Seremi Minvu O’Higgins Francisco Ravanal, 123 familias provenientes de asentamientos precarios de tres comunas de la región recibieron las llaves de sus anheladas viviendas propias.

Este importante hito se concretó gracias a subsidios del Fondo Solidario de Vivienda (DS.49), lo que permitió al Ministerio de Vivienda y Urbanismo cerrar emblemáticos campamentos de los sectores: Lo Conti, Siete Puentes, Longitudinal Línea Férrea, Canal Río Seco, 28 de Febrero, Marcial Caro y Diego Portales.

“Este es un importante paso en el mandato del Presidente Sebastián Piñera de ir reduciendo el número de asentamientos precarios que existen en el país. Por eso, hoy nos llena de orgullo saber que 66 familias provenientes de campamentos vivirán en viviendas dignas y que mejorarán su calidad de vida, y además otras 57 - que postularon al subsidio de forma regular- también tendrán su casa propia”, sostuvo el Seremi Francisco Ravanal.

En tanto, la presidenta del conjunto habitacional, Beatriz Urra, indicó que “es una alegría tremenda saber que cumplimos con toda la gente, que todos tienen sus casas y hoy pueden vivir mejor. Fue un trayecto muy largo en el que tocamos muchas puertas, pero gracias a Dios ya se logró y hoy estamos recibiendo las llaves de nuestras viviendas”.

Asimismo, Anita González, quien también es dirigenta de Las Pircas, señaló que “estoy súper contenta por el esfuerzo realizado por mis vecinos. Quiero agradecer a todos los actores que de una u otra forma nos ayudaron para hacer realidad este sueño”.

Cabe destacar que estas viviendas cuentan con 66.889 m2 aproximadamente y corresponden a 82 departamentos dúplex en edificios de tres pisos y 41 casas de un nivel. La construcción total de este conjunto tuvo una inversión sectorial que ascendió los 2 mil 900 millones de pesos.