0
0
0
s2sdefault

IMG 1231

“Como Gobierno estamos preocupados por la seguridad y la integridad de las personas y familias, porque entendemos que un partido de futbol es un encuentro deportivo el cual debe ser disfrutado por todos en tranquilidad y con resguardo de su integridad, por eso buscamos que este tipo de hechos no vuelvan a suceder”, dijo el jefe regional.

Para entregar el apoyo del Gobierno y comunicar la presentación de una querella, el Intendente Juan Manuel Masferrer se reunió la tarde de este jueves con parte de la familia de la menor de 10 años que el pasado sábado, en el marco del desarrollo del partido entre O’Higgins y U. de Chile, resultó con quemaduras en parte de su cuerpo producto del uso de elementos de pirotecnia –que no estaban autorizados- por parte de la barra local en el momento que los equipos salieron a la cancha de El Teniente.

De la reunión, que se extendió por cerca de 20 minutos y tuvo lugar en el salón de reuniones de la Intendencia Regional, participó también el Club O’Higgins, representado por su gerente Pablo Hoffmann.

El Intendente Juan Manuel Masferrer señaló tras la cita que “la salud y el bienestar de las personas es prioridad de nuestro Gobierno, por eso quise reunirme personalmente con la familia de la niña que resultó con lesiones producto del uso de estos fuegos artificiales, que debemos determinar con exactitud del cuál o cuáles se trata, pero ahora nuestra principal preocupación era entregar el apoyo a familia de la pequeña y conocer de su estado de salud”, indicó Masferrer en primer término.

“Como Gobierno estamos preocupados por la seguridad y la integridad de las personas y familias, porque entendemos que un partido de futbol es un encuentro deportivo el cual debe ser disfrutado por todos en tranquilidad y con resguardo de su integridad, por eso buscamos que este tipo de hechos no vuelvan a suceder”, dijo la primera autoridad regional.

El jefe regional detalló que O’Higgins fue invitado a la cita con la familia de la menor afectada porque “estamos juntos en esto, para que la comunidad y los hinchas del futbol entiendan que este tipo de hechos no deben ocurrir. El futbol es una fiesta que debe ser disfrutada en familia, pero cuando ocurren este tipo de sucesos nuestro deber como autoridad es actuar y adoptar las medidas que el caso amerite. Por lo pronto, presentaremos una querella contra quienes resulten responsables, porque aquí hay que dar una señal que esto no puede volver a ocurrir”, dijo Masferrer.

Los hechos en que una menor de 10 años resultó con lesiones en su abdomen y parte del brazo derecho sucedieron minutos antes del inicio del partido entre O’Higgins y la U. de Chile, jugado el pasado sábado en el Estadio El Teniente, donde hinchas del cuadro local lanzaron bombas de ruido y petardos, cayendo un elemento sobre el cuerpo de la menor que le ocasionó quemaduras.

La niña, que se encontraba en el estadio con su hermano y madre, fue llevada al Hospital Regional para su atención, recinto donde fue dada de alta la jornada del domingo.