0
0
0
s2sdefault

IMG 4773

Intendente Juan Manuel Masferrer explicó que “el Programa Segunda Oportunidad permitirá que las familias de la población Baltazar Castro puedan optar a una nueva vivienda, digna y que mejore su calidad de vida. Hoy (martes) es un día de justicia con cientos de familias de esfuerzo, que viven en pésimas condiciones”, dijo el jefe regional de O’Higgins.

“Hemos tomado la decisión de demoler y expropiar”. Bastaron solo esas palabras para que las más de 500 personas reunidas en la capilla de la población Baltazar Castro, estallaran en un cerrado aplauso con rostros de emoción: era una noticia esperada durante años por las 660 familias que habitan el lugar.

El anuncio lo hizo el Ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, acompañado del Intendente Juan Manuel Masferrer, el Alcalde Eduardo Soto, los senadores Alejandro García-Huidobro y Juan Pablo Letelier, los diputados Javier Macaya, Diego Schalper y Raúl Soto, la gobernadora Ivonne Mangelsdorff, y el Seremi de Vivienda y Director del Serviu, Francisco Ravanal y Manuel Alfaro, respectivamente.

“Son 660 viviendas que se demuelen. Este es un programa que tiene incorporado más de mil millones de pesos, y queremos empezar este año con las expropiaciones y el próximo con las demoliciones. Las soluciones van a trabajarse con cada una de las familias, para determinar a qué comuna se van; si se quieren quedar viviendo en el sector en construcciones nuevas, o si quieren ir a otras comunas a conjuntos ya existentes. Pero primero, quiero hacer un llamado a la calma: esto se codiseña con las familias, tomando la decisión en conjunto. Nadie se va obligado, ni se le expulsará. Cada familia tendrá su propia solución. Es una intervención que durará años”, precisó el ministro Monckeberg.

El Intendente Juan Manuel Masferrer destacó que “hoy (martes) es un día de alegría y de mucha justicia que se está haciendo justicia con las familias de la querida población Baltazar Castro, familias de esfuerzo, de mucho trabajo y que viven en pésimas condiciones, en viviendas mal construidas con una serie de problemas, y que han esperado por años tener una solución digna, por eso como Gobierno del Presidente Sebastián Piñera hemos tomado la decisión política de darles una segunda oportunidad, donde las familias van a poner tener un segundo subsidio, para que puedan rehacer sus vidas”, dijo el jefe regional de O’Higgins.

“Les pedimos a las familias –continuó Masferrer- que nos sigan acompañando. Nosotros como Gobierno estamos comprometidos, y el Presidente Sebastián Piñera nos ha pedido mejorar la calidad de vida de las familias, principalmente a la gente de más esfuerzo (…) Se inicia un camino largo, pero lo más importante es que la decisión está tomada, y más pronto que tarde las familias de población Baltazar castro van a tener una vivienda digna. Son hogares los que vamos a construir”, cerró Masferrer.

POBLACIÓN BALTAZAR CASTRO

El Ministerio de Vivienda tomó la decisión luego de estudiar y analizar el diagnóstico que se llevó a cabo respecto de las condiciones de habitabilidad del emblemático conjunto de viviendas, tomó la decisión que se enmarca dentro del Plan de Regeneración de Conjuntos Habitacionales del Minvu.

El jefe de la carteta del Minvu, Cristián Monckeberg, tras entregar la noticia, explicó que ahora se llevará a cabo un trabajo familia por familia, para determinar qué tipo de solución se le brindará a cada una de ellas, luego del proceso de demolición de los primeros departamentos, que comenzaría el próximo año y que se extendería por 10 años en su totalidad.

Este condominio social, emplazado en el sector nororiente de Rancagua, data del año 1993, y es conformado por bloques de tres pisos que contienen a los 660 departamentos. Es parte de un conjunto mayor denominado Los Algarrobos, y que en sus distintas fases alcanza un total de 1.506 departamentos.

Las viviendas comenzaron a tener problemas estructurales luego del terremoto del 2010, haciéndose, desde esa fecha, una serie de refacciones que resultaron insuficientes. Por ello, el Serviu comenzó en abril de 2018 una etapa de diagnóstico, para establecer una solución a largo plazo y definitiva para las familias. Y el día de la decisión finalmente llegó.