0
0
0
s2sdefault

9762d00c-e572-4298-8f46-4e3bf845e733

Esta mañana en la región de O´Higgins, la primera dama, Cecilia Morel, llegó acompañada de la ministra del Deporte, Pauline Kantor y el Intendente Juan Manuel Masferrer, hasta el gimnasio Hermógenes Lizana de la ciudad de Rancagua, lugar donde lideró una multitudinaria ceremonia donde todas las comunas de la región se comprometieron a trabajar por convertirse en ciudades amigables para sus personas mayores de acuerdo a la OMS.

 

“Este es un gran día. Estas municipalidades se comprometen a trabajar  porque sus comunas sean espacios amables, inclusivos y acondicionados para sus adultos mayores según la Organización Mundial de la Salud. El envejecimiento de la población está avanzando rápidamente por lo que debemos trabajar con urgencia para atender las necesidades de nuestros adultos mayores y en eso estamos. Debemos convertir a todo Chile en una ciudad amigable para las personas mayores”, señaló la primera dama en la actividad. 

Una “ciudad amigable con las personas mayores”, iniciativa que se enmarca dentro del programa que la primera dama lidera, “Adulto Mejor”, brinda los espacios para quienes tienen 60 años o más puedan desarrollarse en un ambiente seguro y donde existan las condiciones para su plena integración y participación social. 

Sobre este importante encuentro, el Intendente Juan Manuel Masferrer señaló que “el Gobierno del Presidente Piñera se ha puesto la tarea de retomar las políticas públicas orientadas a proteger e integrar a nuestros adultos mayores. En este sentido la tercera edad es un grupo de máxima prioridad para este Gobierno. El desafío y en lo que estamos trabajando guiados por la Primera Dama, es poder generar un cambio cultural en la forma que miramos a nuestros adultos mayores, para volver a relevarlos e integrarlos activamente a nuestra sociedad.

El compromiso que adquirieron esta mañana las diversas municipalidades comienza con un trabajo que es coordinado y asesorado por el SENAMA  y que cuenta con cinco pasos: compromiso formal como comunidad a trabajar en pos a ser más amigables con las personas mayores a través de la solicitud de adhesión a la red mundial; realización de un diagnóstico local participativo con las personas mayores; presentación de un plan de acción elaborado con la comunidad, implementación del plan de acción y la presentación de una evaluación del plan ejecutado. 

“Hoy les estamos entregando a los municipios un Tablero, que esperamos puedan instalar en sus dependencias y que indica las etapas que se irán cumpliendo en este camino hacia convertirse en una ciudad amigable, donde las personas mayores se puedan desplazar en veredas en buen estado, contar con semáforos con tiempos adecuados para el cruce de las calles, en definitiva,  convivir con la comunidad y disfrutar de espacios comunitarios para mejorar su calidad de vida”, dijo la directora (s) de SENAMA, Muriel Abad.

Las comunas que participaron de la firma fueron: Codegua, CoincoColtauco, Doñihue, Graneros, Las Cabras, Machalí, Malloa, Mostazal, Olivar, Peumo, Pichidegua, Quinta de Ticoco, Rancagua, Rengo, Requínoa, San Vicente de Tagua Tagua, Chépica, Chimbarongo, Lolol, Nancagua, Palmilla, Placilla, Pumanque, Peralillo, San Fernando, Santa Cruz, La Estrella, Litueche, Marchigue, Navidad, Paredones y Pichilemu.

Esta es la sexta región que visita la primera dama desde que comenzó esta iniciativa y ya van más de 190 los municipios que han mostrado interés en participar en este proyecto, de los cuales cerca de 140 ya están trabajando de manera activa. A lo largo del país, 128 comunas ya han oficializado su compromiso a través de una carta formal firmada por el alcalde y su consejo municipal. De ellas, 22 comunas ya forman parte de la Red Mundial de Ciudades Amigables según la Organización Mundial de la Salud. 

Es importante destacar que nuestro país se encuentra entre los países más envejecidos de América Latina, con una esperanza de vida de más de 80 años y un 19,3% de su población de 60 años y más. Este proceso de envejecimiento acelerado – en 2050 los mayores de 60 años representará un 31% de la población – en conjunto con una urbanización creciente, hacen urgente abordar una planificación amigable y sustentable de las ciudades.